Agua de Italia de Le Sirenuse

miércoles, 28 de abril de 2010 14 comentarios

Con el día tan veraniego que hace hoy, os propongo un pequeño viaje: En la costa italiana, mas concretamente en el Golfo de Salerno a unos 40km de Nápoles se encuentra el pueblo de Positano.

Desde los años 50, con la ayuda de un articulo que John Steinbeck escribió para Harper's Bazaar, es un destino muy solicitado por los turistas adinerados de toda Europa y Estados Unidos y viendo el enclave privilegiado está claro cuales son las razones por las que atrae a tanta gente.

Uno de los alojamientos más solicitados es Le Sirenuse, un bello palazzo del siglo XVIII reconvertido en hotel de cinco estrellas desde 1951. Sus propietarios, la familia Sersale, pertenecientes a la antigua nobleza napolitana, han sabido proporcionar a Le Sirenuse una atmósfera única, en la que se combinan a la perfección lujo y confort con un ambiente familiar y entrañable.
¿Alguien querría algo más en un hotel como éste? Pues hay más.

Sus huéspedes pueden disfrutar de toda la línea de productos de Eau d'Italie creada por los dueños para conmemorar el 50 aniversario del hotel. Aunque en un principio se lanzó un único perfume, hoy en día la colección se extiende a seis fragancias muy diferentes, todas ellas creadas por Bertrand Duchaufour.


Eau d'Italie (Chipre)

Eau d'Italie busca recrear el aroma de las calles de Positano, una ciudad que, virtualmente, está colgando sobre los acantilados de la impresionante Costa Amalfi. Eau d'Italie es Positano. Una salida de chispeante bergamota con toques del espiritual incienso y la más que atrevida grosella negra, que derivan en un potente corazón floral de magnolia y nardo, sobre un cálido fondo de ámbar, patchouli y almizcle, tan sensual, tan impactante. Pasión, que es suavizada por notas de miel y liquen. 

Eau d'Italie es ideal para los enamorados de los perfumes cítricos a los que desencanta la habitual falta de persistencia de esta clase de aromas. Su frescor lleva escondida una insólita y más que bienvenida fijación, convirtiéndola en imprescindible para los tórridos y apenas soportables veranos en la ciudad. Es especial para personas muy activas, que necesitan una fragancia tonificante y energética, que anime y proporcione sensaciones vigorizantes a lo largo del día.



Paestum Rose (Floral Madera Almizclado)

Paestum, al sur de Nápoles esconde uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo y está considerada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pero son sus exuberantes jardines de rosas que florecen por doquier, los que llenan el aire de una fragancia inolvidable, ya ensalzada en la antigüedad por poetas y escritores. En los primeros días de dominio romano, las rosas de Paestum daban origen al arte de la perfumería en Italia.

El origen de estas rosas es misterioso: hay quienes piensan que son especies autóctonas, otros, que fueron un variedad importada de Oriente. Lo que es cierto es que florecían dos veces al año (primavera y otoño) y su aroma no tenía rival.

Famoso por sus perfumes, Paestum fue también un centro de culto religioso, donde las resinas ardían en los altares de los templos, perfumando el aire en varios km a la redonda. Las esencias más raras, las especias más preciosas, eran traídas de tierras lejanas: incienso, benzoína, mirra y opoponax; canela, pimienta y coriandro; osmanto y papiro.

Paestum Rose, por Eau d’Italie, es una interpretación contemporánea de los orígenes legendarios del arte de la perfumería en Italia. En armónico contraste con el incienso y la mirra, las rosas de Paestum han renacido cristalizadas en un marco de exóticas resinas. Una fragancia profunda y duradera que evoluciona de forma compleja y única sobre la piel.



Sienne l'Hiver (Floral Verde)

Llega el invierno. Los días se acortan, el frío se hace más intenso, el sol parece empalidecer y la nueva luz lo cambia todo. Dentro de los muros de la bella ciudad de Siena, el aroma de incienso de las iglesias flota en el aire, mezclado con la calidez que emana de las chimeneas encendidas. La gente se apresura en la calle, pensando en llegar a casa y disfrutar, tal vez, de una buena copa de vino junto al fuego. Y Sienne L'Hiver, una fragancia íntima, elegante y discreta, quiere poner un toque de aroma a este paisaje crepuscular de invierno, capturando la verdadera esencia de la sofisticada Siena.


Bois d'Ombrie (Oriental Madera)

Inspirada en el paisaje de Umbria, en pleno centro de Italia, una región en la que se alzan bosques centenarios y montañas cubiertas de vegetación. Un viaje olfativo a través de notas de maderas nobles, suavizadas por cera de abeja, resinas balsámicas y raíces abrazadas por tierra viva y húmeda. Y, como no puede existir un bosque sin un misterio, la cambiante personalidad del cuero pone el toque final a una fragancia única, cálida e intemporal.


Magnolia Romana (Floral)

Villa Borghese, en Roma, es el insólito lugar que ha inspirado esta fragancia. El sol penetra entre las hileras de altos magnolios que tienden sus ramas hacia el cielo, proyectando su sombra sobre esculturas de mármol decimonónicas. El aire se llena de la dulzura de la suntuosa flor de magnolia, rotunda, cálida y delicada a la vez.


Magnolia Romana, la nueva aventura olfativa de Eau d'Italie, es una fragancia digna de probarse. La salida es poderosamente floral con toques de la verde frescura de la albahaca. Evoluciona hacia cristalinas notas acuosas, como la flor de loto, para terminar sobre un fondo lleno de acentos limpios y cálidos.


Baume du Doge (Oriental Especiado)

Durante casi mil años, el Doge (Duque en dialecto veneciano) era la figura que gobernaba la República de Venecia, también conocida como La Repubblica Serenissima, que fue la indiscutible soberana del comercio marítimo y la puerta a los mares de oriente. Baume du Doge nos transporta a estos tiempos gloriosos, a suntuosos palacios que competían entre sí en lujo y esplendor, en los que las especias y maderas preciosas flotaban en una atmósfera marina. Baume du Doge es el aroma dedicado a aquellos "príncipes" que eran elegidos por lo más granado de la aristocracia veneciana y, al igual que ellos, es importante, poderoso y magnífico.



Mi preferida es Baume du Doge. Puede que no sea un perfume que llevaría, pero lo descubrí la primera vez que hice un pedido de muestras a Barfumeria. Me enamoró porque no imaginaba que un perfume pudiera oler así. No se como explicarlo. La naranja huele a naranja y la canela a canela. Parece que los estás tocando. Tiene una evolución magnífica y no se parece a nada que hayas olido anteriormente.

Pronto sale al mercado la nueva fragancia Au Lac, que sorprendentemente está creada por el nariz Alberto Morillas, uno de los perfumistas españoles más importantes, creador de perfumes tan míticos como Ck One o Carolina Herrera 212. El nuevo perfume está inspirado en el romance secreto de Vittoria Colonna, princesa de Teano y el artista Umberto Boccioni, en 1916. Ya se verá si Morillas consigue transmitirnos tanto como Duchaufour.


¡Besos!



P.D.: Y si queréis más...

...de cuando salió Un bateau pour Capri de Eau d'Italie.
...de cuando Fragrantica entrevistó a Bertrand Duchaufour.
...de cuando los perfumes olían a jardines

14 comentarios:

  • Eva Leroca dijo...

    Positano, Positano...
    Un trocito de mi corazón se llama Positano, es el que está junto a las tardes de domingo y los paseos por la playa en primavera...
    Positano me enamoró cuando ví por primera vez aquella peli de Diane Lane "Bajo el Sol de la Toscana" y me prometí a mi misma ir algún día. Siempre me pareció bonito llenar mi mochila de viaje de esos sueños, y ojalá algún día pueda hacerlos realidad ;p
    Por cierto, en mis sueños, Positano huele a rosas y azahar así que supongo, sería un "Paestum Rose" lo que le iría a mi Positano ;P
    b7s, Eva

  • Isa dijo...

    ¡Qué buen post, Maia! Te lo has currado ^^

    ¿Qué decir de Positano? Me lo conozco casi como si hubiera estado, después de mirarme las decenas de fotos que hay de él en Google Earth. Ojalá pueda ir algún día (seguramente sin alojarme en Le Sirenuse jejeje).

    Leí, creo que en su web, que los dueños de Le Sirenuse eran de procedencia argentina.

    Yo de los perfumes Eau d'Italie también me quedaría con Baume du Doge, que me parece sublime.

    Bois d'Ombrie y Sienne l'hiver aún tengo que probarlos, así como la nueva creación de Morillas, Au Lac, que tiene muy buena pinta.

    ¡Besos!

  • Anónimo dijo...

    Egunon!!

    Ze leku polita ametsetan hasteko, usai goxo horrez inguraturik...

    Oso polita dena.

    Mx,

    Irune

  • pimPATTpum dijo...

    No había oído hablar de Positano pero la verdad es que me ha conquistado, sobre todo ese maravilloso palazzo.

    Y como cada una acaba tirando para lo suyo, decir que me ha llamado especialmente la atención el detalle de que gracias a un artículo en Harper's Bazaar Positano se situara como referente turístico. ¡Vaya con el poder de la comunicación!

    Saludos :)

  • Anónimo dijo...

    Hola. Esta primavera había una maravillosa oferta de los perfumes de le Sirenuse en mi perfumería de cabecera, y sucumbí frente a Paestum Rosa y a la Magnolia Romana. Me encantan los perfumes densos, poderosos, de esos que anuncian tu presencia sin avasallar, soy una mujer de almizcle y rosa, y evidentemente tuve que comprar esa rosa apolvada con resinas e incienso. Sin embargo, al probar en piel la Magnolia, me sorprendió mucho. No es un floral al uso, tiene un fondo más chispeante de lo esperable en una magnolia. Por eso os digo: chicas, a estos perfumes dadles tiempo en piel y decidid luego! Yo al final me perfumo más con la magnolia que con la rosa...
    Ah y a mí también me ha gustado la selección de fotos.
    Bicos

Publicar un comentario

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB