Illuminada

miércoles, 17 de noviembre de 2010 20 comentarios
A veces me pasa, que estoy tan tranquila y de repente me apetece un montón oler cierto perfume. Un antojo perfumístico.

Si tengo suerte y es uno de los míos no pasa nada, voy al tocador y listo. A no ser que esté de viaje y no me lo haya llevado y me produzca una cierta ansiedad que no me deje disfrutar de otra cosa, me obsesione con el tema y me pase todo el viaje pensando en volver... Broma, no soy tan exagerada.

Otra opción es que sea alguno de los montones de muestras que tengo por toda la casa. Esto requiere ya un pelín más de trabajo porque me tengo que poner a buscar. Como soy tan lista, no tengo todas las muestras juntas (pensaréis, por qué no? yo tampoco lo sé) y tengo que pensar dónde puede estar justo la que quiero. Por suerte, tengo bastante buena memoria y no suelo tener problemas para encontrar la muestra en mi desorden ordenado.




La peor opción es cuando me apetece oler una que igual ni siguiera tengo en Donosti. Después de cinco minutos de me pico y no respiro, se me pasa, reacciono y me pongo como loca ha buscar por internet donde puedo comprarla.

Por suerte hoy me ha tocado la segunda opción. Estaba tan tranquila cuando me ha apetecido un montón Eau Illuminée de Parfums DelRae. Es un perfume que probé por primera vez cuando una amiga me mando la muestra (gracias Maria!) y otra vez más en mi visita a Le Secret du Marais en Madrid. Ninguna de las dos veces me llamó especialmente la atención. Era un perfume de mi estilo, fresco, cítrico y algo verde, pero nada más. Por eso no entiendo el antojo de hoy pero como la tenía muy a mano (en el cajón del escritorio) en seguida he saciado mi ansia de olerla. Me he puesto un poco en la mano y cuando he ido a cerrar la muestra se me ha caído entera a la mesa (menos unas gotas).




Lo que en principio podía haber sido un desastre, se ha convertido en una experiencia casi religiosa, una illuminación. De repente todo olía a campo, a frescor, a una brisa ligera de lavanda, con un toque cítrico... que me ha transportado a otro lugar muy diferente y mucho más apetecible que el que estaba. Casi he levitado y todo.

Y a consecuencia de este milagro olfativo, le declaro mi amor (temporal, que mi gusto a veces cambia) a Eau Illuminée y le anuncio que ha entrado en mi lista de candidatas para la temporada Primavera-Verano del año que viene.




Besos!

20 comentarios:

  • la emperatriz de lavapiés dijo...

    Que antojo más curioso, jeje.¡Y suerte que el accidente con la muestra ha resultado ser tan placentero! yo a veces me encuentro con gente en el metro que parece que ha caido a la marmita del perfume, parece que no ha sido el caso ;)

  • Nina dijo...

    Muy buen antojo! jejeje

    Ya estoy de vuelta, ya me he pedido para reyes un perfume, me he quedado prendada con los de chloe, creo que me van un montón, pensaba que el Cristalle de Chanel sería mi opción, hasta que descubrí los Chloe, así que pese a que lo tengo casi casi decidido, haré alguna selección más, es curioso, que pese a que no entiendo mucho, en seguida podía saber que algo no me gustaba nada de nada o todo lo contrario, incluso si me detenía un poco más descubría matices e ingredientes, los más predominantes supongo, todo un mundo que estoy descubriendo jejeje.

    Un beso

    Nina

  • anatibi dijo...

    Eres auténtica! Cómo me gusta cómo has contado tu experiencia "religiosa" Me han entrado unas ganas locas de olerla!!!
    La semana que viene quedamos para un café rápido, vale???
    Besotes

  • elenisima dijo...

    Hola preciosa!!!
    Alguna vez me ha ocurrido con algún perfume lo mismo que a tí, ayyyy qué desastre... Pero me hubiera gustado haber experimentado una "iluminación" de las tuyas... Al final he acabado odiando el olor, jejeje!!!

    Y por cierto, tampoco es que tenga yo un cutis perfecto, pero sí he descubierto que un poco de iluminador en pómulos, frente y nariz hacen milagros!!!! Compruebalo y me cuentas...

    Besos chuli,
    elroperoabierto

  • Anónimo dijo...

    Kaixo

    Jajaj...ze esperientzi polita. Zure gela imajinatzen hasi naiz hasieran, baina gero beherala zelai baten nengola uste nuen!!!!

    Muxu,

    Irune

  • Nami dijo...

    XDD que bueno, antojos perfumistiscos, yo los tengo a menudo, pero me tengo que chinchar, porque parece que me invento olores que no existen.


    http://lasverdadesdeunespejo.blogspot.com/

  • elenisima dijo...

    Cariñoooo, pues tampoco tan complicada la cosa... jejeje. Me compré uno de sephora en crema, pero ahora estoy utilizando uno del año de la castaña en polvo, de Zara, pero old, old... jejejeje!!!

    Yo creo que cualquier iluminador que tenga pigmentos rositas que es el que a mí por lo menos me sienta de lujo...

    Ya me contarás, buen finde preciosa!!!!!
    elroperoabierto

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB