Debate familiar

miércoles, 23 de febrero de 2011 22 comentarios
Ayer había sidrería familiar. Bueno yo me autoinvité ya que mi generación no estaba incluida pero ni mi hermana ni mis primas vinieron.

Como soy una de las novedades familiares, eso de que la gente lee mi blog, salgo en la radio... Se está aficionando media familia al tema y siempre sale a relucir. Ayer además, se generó un pequeño debate.

Os pongo en antecedentes: Navidades. Tía1 me pide que le ayude a elegir un perfume para Prima1. Acertamos con la elección, pero no solo con la regalada sino también con Tía2, su madre. Tía2 y Prima1 (y puede que también Prima2) siempre han solido utilizar el mismo perfume, por lo que no me extrañó que esta vez hubieran coincido en gustos también. Al rato, Tía2 me pidió que les digera a Prima1 y Prima2 que quería otro frasco para su cumpleaños (abril), a poder ser un poco más grande. Hasta ahí todo bien.




Ayer, entre paseo y paseo a por sidra, Tía2 se me acercó y me dijo otra vez que me acordara de decirles a Prima1 y Prima2 lo del frasco para cumpleaños, y empezamos a hablar del perfume. De que si era muy bueno... de que cuánto le gustaba... Le comenté que ya habrían terminado casi con el frasco entre las dos pero me dijo que Prima1 solo se lo pone los fines de semana y que a ella a penas le deja ponérselo.

De ahí no sé cómo la conversación pasó a que en su casa era siempre Tía2 la que compraba el perfume y que Prima1 y Prima2 lo utilizaban. Y de repente yo solté: Yo nunca podría utilizar el perfume de mi madre. Tía2 se me quedó mirando con cara rara y me dijo: Uy ¿y por qué no?




La respuesta parecía sencilla: Pues porque me parece que es algo suyo, ella tiene sus olores y yo los míos y no podría compartirlos. Pero Tía2 no parecía satisfecha y le dije: Es como si tú te pones la ropa de Prima1... (reconozco que no fue el mejor ejemplo).

La conversación derivó a que Tía2 y MiMadre empezaron a enumerar todas las prendas que les robamos sus hijas. Creedme no son tantas.

Y mientras iba negando todas las acusaciones de robo que me iban cayendo, me puse a pensar que es verdad que se pueden compartir olores (aquí hemos tenido algún ejemplo precioso), pero que yo creo que sólo lo podría hacer en momentos muy puntuales, porque para el día a día necesito tener los míos propios, son parte de mí.

Y vosotr@s, ¿compartiríais olores con vuestros padres?



Besos!!


EDITO: Ya que en los comentarios se está utilizando mucho la palabra "copiar", quiero hacer hincapié en "compartir", utilizar el mismo perfume estando las dos partes de acuerdo.

22 comentarios:

  • Anónimo dijo...

    Pues en mi caso no. Salvo en momentos que les echo de menos, entonces me acerco a los flacones que hay de ellos en mi casa (vivimos lejos físicamente) y los huelo. Principalmente el de mi madre, devota de Rouge de Hermès.Pero nunca la usaría. Para mí es como si repitiera el esquema vital materno a través de su olor. Y mi madre es maravillosa, pero nuestro cordón umbilical lleva mucho tiempo cortado y debe ser así. Cada una debe buscar su olor, que es la parte intangible de nuestra presencia. Al usar el mismo perfume, mamá invade tu presencia? No me gustaría generar esa confusión, por eso la evito.
    Bicos

  • Milagros dijo...

    Guapísima! me ha encantado lo de prima1, prima2, tia1...y sobre todo me imaginaba de fondo la conversación, la sidra, el alcohol en ebullición jajaja. Pues yo creo que el perfume como siempre bien dices es algo especial y muy personal, y creo que no usaría el mismo que mi madre por dos razones:
    • La primera porque me gusta llevar cosas personales y oler igual que una persona con la que paso mucho tiempo no me haría gracia.
    • Y la más importante: el gusto y el estilo cambia con la edad, y con la diferencia que tenemos...sería algo extraño!

    Un besote, milagros de diseño.

  • Méli Mélo dijo...

    No me gusta compartir olores, sinceramente. Por eso mi madre me regala cada principio de año una nueva colonia, para que todo el año tenga un mismo olor agradable; y si al final no ha sido del todo bueno pues me regala otra colonia. Creo que lo de los olores, los perfumes y las colonias es algo muy pero que muy personal.

    bss

  • MY WELLNESS LAB dijo...

    Hola guapa!!

    A mi también me ha encantado lo de tia1, prima2, ... jajajja! Yo no suelo compartir olor con mi madre en la única ocasión en que utilizo sus perfumes es cuando voy a visitarlos (vivimos en comunidades diferentes) y para evitar cargar con el frasco de colonia me pongo la suya. Tenemos gustos parecidos!

    Un besazo,

    Laura
    MY WELLNESS LAB

  • Ilia Rausou dijo...

    Huy huy huy, rotundamente NO. De hecho tuve varias movidas cuando vivía en casa de mi madre porque mi hermana me copiaba todo perfume que me compraba, y al final pasé una temporada grande sin ninguno por este motivo (hace ya tres o cuatro años). Desde que me independicé no tengo ese problema, pues aunque me huela el perfume nunca da con el que es (menos mal...).

    A mí me molesta muchísimo que me copien el perfume, y no digamos ya si es alguien del entorno inmediato. Mis perfumes son parte de mí, de mi personalidad, de mi persona. No sé, voy a poner un ejemplo un poco extremo, pero: a que nadie compartiría la ropa interior con nadie, por muy familia que fuese??? Pues para mí los aromas son lo mismo, algo tan íntimo y específico de cada uno que es casi delito plagiárselo a otro. Quizás coincida que conozcas a otra persona que usa el mismo que tú, pero bueno, eso son casualidades de la vida. Ahora, copiarlo porque sí, pues como que NO.

    Después de este rollo patatero (jejejeje) espero que haya quedado clara mi postura.

    Un besote :)

    http://ununiverspleindecharme.blogspot.com/

  • Sarai dijo...

    Hola wapa!!

    Está muy bien relatada la historia si jaja

    Yo la verdad que no me lo he planteado nunca, en mi caso ella me roba a mí de vez en cuando pero me da igual jeje será por que no la tengo al lado para olerlo jeje

    Que ganas tengo de ir de sidrería! este año todavía no he ido... a ver si la semana que viene hay suerte jeje

    Un besote!!

  • Elena dijo...

    Meca pues yo soy como tus tías, primas... que le robo todos los perfumes a mi madre!!!
    Al leer esto me has hecho pensar, creo que cada uno tiene que tener un olor propio que lo identifique, y lo otro esta bien pero solo para ocasiones puntuales... lo que me pasa a mi es que paso muchas temporadas sin comprarme perfume, y al final me acabo gastando dinero en otras cosas pensando "total se lo robo a mi madre" jeje pero bueno voy a cambiar el chip, a mi me has convencido!

  • Anónimo dijo...

    Hola mi madre es de esas personas que nunca se ponía perfume ,pero hace muchisimos años yo usaba la de Carolina Herrera la clásica de los puntitos negros ,y para mi sorpresa mi madre se compro la imitacion con lo que le cogí una manía increíble al perfume , encima que no se perfumaba nunca se laponia de día en verano , apestaba la imitacion era horrible , así que ya no la volví a utilizar mas , y ahora ella tampoco utiliza perfume que casi es mejor así , ya qué hasta molestaba ya que es un perfume muy fuerte y con una gota era mas que suficiente.

    Y o creo que no se debe copiar jamas un perfume pues a cada uno nos queda de una manera.

    un abrazo muy fuerte.
    LAVANDA

  • Lynn dijo...

    Que buen post, muy divertido. Yo reconozco que alguna que otra colonia he compartido con mi madre, e incluso te digo que a mi padre hace tiempo le regalamos una (no recuerdo la marca, creo que Dior) y a mi madre y ami nos encantaba. Pero es cierto que el perfume es algo muy personal.

    Bss.
    http://melancora.blogspot.com

  • Mercuzzio dijo...

    ¡Hola Maia!

    Curiosamente no me importa que en una habitación estemos tropecientos hombres con la misma fragancia, pero que mi padre o yo llevemos los mismo... Ese es otro tema. Nunca, ni a él ni a mi, nos ha gustado usar el mismo aroma. Y eso que tenemos gustos muy parecidos. En parte de que descubriera los nicho fue por esta causa. Ahora mi padre usa una muy, muy fresquita de Fragonard y yo una muy, muy cálida de Galimard para el día a día.

    Un saludo.

  • elenisima dijo...

    Bueno, bueno... a mí eso de compartir el mismo perfume en el mismo momento como que no!!!!! En todo caso, en momentos y espacios diferentes...

    Ahora eso sí, coger prestado alguna cosilla del roperillo materno, reconozco que es algo que ya he hecho en más de una ocasión (más que con el perfume).

    Y por cierto Maia, que síiiiiii, que me voy contigo a los montes. JEJEJEJE

    Besos y buen finde,
    elroperoabierto

  • chuelas dijo...

    Hola! Cuanto tiempo sin pasar por aquí. He terminado los exámenes y ando liadísima haciendo cositas que tenía pendientes. Me he tenido que releer el post para enterarme bien de la situación!jeje. Bueno, yo alguna vez le robo algún flish de ming shu a mi madre, aunque algunas veces ella huele sospechosamente a mi querida aqua allegoria herba fresca de guerlain. Yo pienso que porque alguna vez uses la fragancia de otra persona no pasa nada, el problema vendría cuando alguien se hace con el perfume que tu tanto adoras! Anda que no he tenido peleillas con una amiga que se quiere comprar mandarina duck! Por ahi si que no paso!jeje. un besico!

  • Anónimo dijo...

    Kaixo!!

    Uy!! Nik ere ezingo nuke gure amaren usain berdina eraman. Berak duena, oso ondo gelditzen zaiona portzierto, berarekin identifikatzen det. Eta izebak duena, izebarekin...ea. Nere lagun batek izebaren berdina erabiltzen zuen, eta bai, goxua zan, baina nik ya "helduekin" identifikatzen nuenez, ez zitzaidan hainbeste gustatzen nola gelditzen zitzaion berari, jajaj...

    Istorio guzti hau oso ondo imajinatzen det sagardotekian txotx eta txotx artean, jajaj, oso ona.

    Muxu haundi bat

    Irune

  • CityShopping dijo...

    qué bueno!!!! pues a mi me pasa que como uso perfumes muy suaves solo lo comparto si es así el de mi madre y la verdad es que cuando me pongo alguno que tiene me gusta porque huelo a ella y hace que la tenga más cerca :-)
    un beso

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB