¿Fiel?

martes, 21 de junio de 2011 14 comentarios
Estos días he vuelto a Madrid. Ciudad con la que tengo una relación amor/odio. Poco a poco estoy aprendiendo a quererla, me crea una necesidad cada vez mayor de volver. Pero cuando llevo unos días aquí, me empiezo a ahogar... poco a poco también... pero cada vez con mayor intensidad, necesito volver a mi tierra, a mi verde y a mi mar.




Y aunque no sé si viene a cuento o no, os contaré que en Madrid conocí al perfume que ha conseguido que le sea (casi) fiel. No voy a decir el nombre... ya sabéis que me he vuelto un poco quisquillosa y posesiva con esas cosas, pero os contaré cómo empezó lo nuestro.

Al primer momento que lo probé (encima, vamos que me lo puse) no me dijo gran cosa (de esto ya hace más de dos años), pero al rato me empezó a llegar un olor de lo más sutil y embriagador. Estaba hablando con una amiga en aquel momento, contándole el éxtasis que había tenido probando mil olores y el arsenal de muestras que me había comprado... y me acuerdo que hasta a ella le comenté lo del olor. Porque pocas veces me ha sorprendido tanto la intensidad con la que notaba el perfume.




En aquella primera vez digamos que terminé reconociendo que era una fragancia bastante atractiva, aunque dudaba de que su fondo me llegara a enamorar. Desde entonces una relación intermitente... días que tenía verdadera necesidad de olerla y días que ni me acordaba de ella. Para los días de verdadera necesidad, me hice con una muestra y arreglado.

Hasta que con el tiempo terminé por empezar una relación con su prima hermana (que terminé comprando un frasco de otro perfume de la marca). Por lo menos todo quedaba en familia. Aunque tengo que reconocer que nunca dejé de mirarla de reojo... y que una pequeña parte de mí pensaba que sería más feliz con ella.

Menudo dramón, ¿no? jajaja. Pues total, abreviando... que después de dos años he pasado un poco de la prima y me he hecho con MI fragancia. Tampoco es que sea un olor con el que me identifique al 100%... pero se me hace adictiva.


Carta y perfume en tocador - 1949 Condé Nast Archive


Llevo más o menos un mes con ella y no hay día que no me apetezca. Ahora a las que miro de reojo es al resto de las habitantes de mi tocador... pobrecillas, totalmente desplazadas por "la nueva", a la espera de que se me pase esta euforia inicial. Y yo también espero que se me pase... porque esta monogamia se me hace aburrida y totalmente antinatural. Para que me entendáis es como si Carrie se pasara todos los capítulos con los mismos zapatos.

Pero no puedo evitarlo. ¿Será amor del bueno? ¿Del que dura? El tiempo lo dirá.

Seguiré informando...


Besos!!

14 comentarios:

  • Elena dijo...

    Y yo pensando que esto de la monogamia era algo natural y mira tu por donde me sales ;P me encanta serle infiel a los perfumes!!!!
    disfruta de la capi

  • Frank dijo...

    ¡Hola Maia!

    ¡Bueno, bueno! En la Capi. Lo que dices de Madrid lo comparto totalmente. Es una ciudad que me enamora, me fascina, me parece bellísima en sus constrastes pero... no es para mi. Añoro enseguida el terruño cada vez menos verde de mi pueblo. El humo me asfixia y las prisas de la gente, bueno, esa es otra historia.

    Respecto al perfume. Creo que jamás he sido fiel a una fragancia concreta. Si entendemos la fidelidad como no usar otra más. Pero sí he sido fiel si entendemos como amar ese aroma por el resto de la vida. Creo que en este caso la infidelidad es síntoma de vida, gusto, y capacidad de vanguardia.

    Si has adquirido el que creo que has adquirido (cierta fragancia de cierta casa inglesa). Me encanta. Si no, pues ¡qué curiosidad! ¿cuál será?

    Besos.

    Frank
    alalavandepourhomme.blogspot.com

  • Frank dijo...

    ¡Hola de nuevo!

    Se me olvidaba decirte lo buena que es tu nueva imagen de cabecera, pero creo que voy a echar de menos la antigua. Era especial.

    Besos.

    Frank
    alalavandepourhomme.blogspot.com

  • Enamodeuse dijo...

    Buen lavado de cara al blog Maia, me gusta mucho más, lo veo más personal;)

    Lo mío con los perfumes es a posteriori, me encantan una vez que los tengo, mi favorita fue un regalo de chiripa y ahora la huelo hasta cuando no la tengo^^

    un beso guapa

  • Irene dijo...

    Fidelidad? No, creo que no. Mis perfumes son como las concubinas de mi harén... me sirven, me dan placer, a veces me encapricho con alguna, hasta pienso que es amor del de forever and ever, pero luego siempre acabo siendo infiel con otra de las muchas maravillosas fragancias que tengo. Todas son muy voluptuosas, carnales, intensas. Muy femeninas y rotundas. Las quiero a todas, evidentemente no a todas por igual, pero creo que no podría prescindir de esta sobreabundancia olfativa en la que vivo. Y sinceramente, creo que con el amor por el perfume que profesas, ésta será una unión temporal. Aunque bueno, nunca se sabe. Quizá te cases con ella, pero seguro que tienes escarceos con otras fijo...

  • Mandalas, Espacio Abierto dijo...

    Hola Maia

    Últimamente me cuesta ser fiel a un perfume, no porque no quiera, sino porque aunque me enamora al principio, el efecto se desvanece al poco tiempo.

    Será porque no he encontrado el perfume que con el que me sienta realmente identificada.

    Me alegra saber que al menos por ahora, tú si lo has encontrado. A ver lo que dura y si eres capaz de sucumbir a los encantos de los otros perfumes de la casa ;). Ya nos lo contarás. :D.

    Besotes.

  • Anónimo dijo...

    Kaixo!

    Neri ere antzeko zerbait edo okerrago gertatzen zait, ez da batere nere gustoko hiria. Bai, badakit oso haundia dela, aukera asko ematen dituena....baina ez zait batere gustatzen, egon naizen guztitan aukera ematen diot iritzia aldatzeko, baino keba!!

    Ta lurrinari buruz, nik behin bat izanda eta gustokoa, denboradatxo baten mantentzen det. Baina orain bi-ren artean nago, egunerokoa eta berezia dena.

    Ondo izan, muxu

    Irune

  • A TRENDY LIFE dijo...

    Disfruta mucho en la capi! Yo estuve viviendo allí y me encanta, pero unos días bien, luego tb necesito volver a mi tierra, la verdad!

    Ya nos contarás tu relación amor amor con tu perfume, queremos saber más! =)

    Un besazo!!!

  • mer // galletasdeante dijo...

    Qué maravilla de post! Lo bueno de los perfumes es que la infidelidad está permitida ;)

    Yo hay uno que me vuelve especialmente loca. Tampoco me siento identificada con el olor, pero reconozco que al cabo de las horas aparecen unas notas que me encantan. Probablemente porque tuve una muestra en una época de mi vida en la que era muy feliz, y olerlo me transporta de alguna manera a esos días.

    Es Molecule I. Al final lo bueno de los perfumes es lo que son capaces de transmitir a cada uno de nosotros. A unos nos gusta, a otros no, o simplemente sentimos una atracción irrefrenable hacia algo que nos recuerda a tiempos que fueron mejores, o a lugares aún por conocer ;)

    Un besito, guapa!

  • Anónimo dijo...

    Los puntos y comas brillan por su ausencia... Y dramon que palabra es? Hay que aprender a escribir en vez de tanto oler...

  • Anónimo dijo...

    hola anonimo, yo escribo con faltas de ortografia pero se buscar en internet y resulta que buscando en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española he encontrado la definicion de dramon

    un saludo, jokin kartoffen

    p.d. se me ha olvidado ponerle el acento a dramón que tiene una rima automatica

Publicar un comentario

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB