Hablando con... Agustí Vidal

lunes, 25 de junio de 2012 2 comentarios
Agustí Vidal es un perfumista catalán creador de fragancias como Eau de Verino de Roberto Verino, Nuvol de Llimona del restaurante El Celler de Can Roca o Agua de Tarifa, por lo que es un honor que haya hecho el esfuerzo de responder a esta pequeña entrevista.



¿Cómo llegaste a trabajar en la perfumería?
Empecé en la perfumería gracias a la música. Soy licenciado en ciencias químicas y, por azar, entré en el proceso de selección para entrar en el laboratorio de creación de la empresa española Lucta. Mi formación en química anduvo paralela a una formación musical. En la entrevista que mantuve con el responsable de la selección estuvimos 25 de los 30 minutos que duró hablando de nuestras preferencias: Stravinsky, la suya, frente a Bartók, la mía en aquel momento.
Conseguí el trabajo y algún tiempo después supe que su informe me presentaba como un candidato idóneo al reunir, a priori, a  las cualidades técnicas requeridas una sensibilidad artística por mis estudios musicales.   




¿Cuáles son tus olores favoritos? A la hora de crear perfumes, ¿con qué notas te gusta trabajar más?
Generalizando, los frutales y los florales


¿Qué materia prima o nota es la más difícil de trabajar?
Quizá la pregunta debería ser la contraria. Lo raro es encontrar materiales que sean fáciles de trabajar. Muchas materias pueden tener su sentido dentro de un acorde si eres capaz de encontrar la dosis idónea. Pero hay que trabajar cada caso en particular.


Has creado la fragancia Agua de Tarifa. ¿Cómo ha sido reflejar en un perfume el carácter de Tarifa? ¿En qué se inspira uno?
Mi inspiración ha sido el aire del sur del mediterráneo, un aire marino que lleva los olores de las flores y de los cítricos. La dama de noche, las hojas del limonero y las aceitunas de mar son los tres motivos centrales del perfume.




¿A qué lugar te gustaría hacerle una fragancia?
Cadaqués.


También convertiste en perfume un postre del restaurante El Celler de Can Roca, trabajando codo a codo con Jordi Roca. ¿Qué fue lo más bonito de aquella experiencia?
Descubrir que hay cocineros que trabajan con la misma idea estética que un perfumista. Surge un diálogo altamente enriquecedor.


El perfume está inspirado en el postre 
que lleva el mismo nombre.


¿Cuál es el perfume que te hubiera gustado crear?
Paloma Picasso.


¿El trabajo de qué perfumista admiras? ¿A quién has considerado un referente en la profesión?
Probablemente el más completo ha sido Edmond Roudnitska. Después hay un buen número de perfumes a lo largo de la historia que nos muestran grandes estadios de inspiración, desde Chanel 5 hasta Cool Water.


¿Qué olor es el que todavía no has conseguido enfrascar?
De momento he podido dar respuesta a todos los retos que se me han planteado. Otra cosa es la valoración que se haya hecho de esa respuesta…


La casa Puig, Jimmy Boyd, Ramón Monegal, tú… ¿Qué tiene Catalunya para ser la cuna de tanto perfumista?
La industria de este país se ha centrado en Catalunya. A excepción de Gal, la perfumería española la han definido, fndamentalmente, empresas catalanas o multinacionales ubicadas en Cataluña.


Juguemos un poco. Te daré los nombres de personajes famosos de cine y me dices a qué crees que deberían de oler:




-Don Vito Corleone: Lo imagino con un fougère oriental.
-Gilda: Un Chipre animal.
-James Bond: Un  amaderado con mucho patchouly.
-Annie Hall: Un floral acuoso
-Indiana Jones: Un agua de colonia amaderado

Muchísimas gracias Agustí, ha sido un placer contar contigo para esta entrevista.




Besos!

2 comentarios:

  • Palmer girl dijo...

    Paloma Picasso! aquí no se ve mucho ya, pero en América sí que se vende todavía mucho. Mis tías lo compraban y de vez en cuando me echaba un flis cuando era niña ;)

    Muy interesante la entrevista!

    Saludos, Maia

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB