Asian Tales by Kilian

viernes, 7 de septiembre de 2012 7 comentarios


La casa By Kilian no me entró por los ojos en un principio, siempre lo he dicho. En un mundo (el de la perfumería nicho) que se creó para contrarrestar el giro que estaba tomando la perfumería comercial y volver a dar a la fragancia la importancia que debe tener, me parecía que By Kilian quería hacer negocio vendiendo lujo, frasco e imagen. Sus fragancias no eran nada nuevo, sí que tenían una intensidad fuera de lo común (cosa que valoro siempre muy positivamente), pero el nardo, el patchuli, el sándalo, la vainilla… todos tenían un halo demasiado conocido. Alguna pincelada nueva había, pero yo decidí hacerle un cruz y raya a la casa creada por Kilian Hennessy. Sinceramente, solo me parecía un niño rico caprichoso que un buen día se le había ocurrido utilizar la fortuna familiar para crear su propia marca de perfumes.

Pero poco a poco la cosa fue cambiando. Back to Black en el 2009, que por muy perfume dulce que era tenía algo tan cálido y diferente que hizo replantearme mis principios… o Love and Tears en el 2010, que es uno de los jazmines más limpios que he olido nunca… pero sobre todo empecé a comerme mis palabras con la serie Arabian Nights, cuatro fragancias alrededor del Oud tan bien formuladas que quitan el hipo.

Pero ha sido ahora cuando definitivamente le he quitado el título de niño-rico-caprichoso a Kilian Hennessy, porque mira por donde, parece que sabe lo que hace y todo. Cerrada su serie de fragancias inspiradas en el oriente próximo, ahora nos lleva un poco más allá, al oriente lejano, con un grupo de perfumes llamado Asian Tales.

Dando un giro más que inteligente al estilo de las creaciones, nos presenta Water Caligraphy y Bamboo Harmony, las dos primeras fragancias de lo que será una serie de cinco. Si hasta ahora los perfumes Kilian se distinguían por su opulencia, las dos primeras Asian Tales son mucho más minimalistas e inocentes.




Nenúfares flotando en el agua acompañados de una ligera combinación de magnolia y jazmín es lo que nos trae Water Caligraphy. Bamboo Harmony en cambio es más verde y cítrico, con el té verde, la bergamota y la naranja amarga suavizados por la mimosa y el neroli. Detrás de las dos, la nariz de Calice Becker, creadora de la mayoría de las fragancias de la casa.

Puede que no sean dos fragancias del todo originales y rompedoras. Puede que no creen una necesidad imperiosa de tenerlas. Pero son dos aromas fáciles y agradables, que vienen a ratificar que By Kilian se ha convertido en una casa mucho más interesante de lo que era en un principio.

Y parece que la cosa va a seguir de la misma manera, no hay más que ver los nombres de los siguientes perfumes dentro de la serie Asian Tales. Por orden de lanzamiento: The Peony Pavillion (2013), The Peach Flowers Water Source (2014) y The Lotus Flower and the King Dragon (2015).

Pero sin esperar tanto, para este otoño-invierno está previsto el lanzamiento de otras tres fragancias bajo el nombre de In the Garden of Good & Evil: Forbidden Games, Good Girl Gone Bad y In the City of Sin. Está claro que habrá que olerlas para juzgarlas, pero con esos nombres pintan de lo más interesantes. Esperemos que lo de los nombres molones no sea el nuevo giro de marketing de Hennessy y que sigan haciendo tragarme mis manías a base de magníficas creaciones.

Besos!

7 comentarios:

  • Anónimo dijo...

    Hola Maia, que post tan profesional. Felidades!

    A mi esta firma no me cautiva ni con Oriente.
    Sigo creyendo mas en 'el agraciado niño rico' que está por encima del 'pueblo'.
    Sus perfumes no son imposibles, solamente son vanales y vanidosos que se han creado para calmar la vanidad de los mas vanidosos (con esta gran redundancia se dice todo).

    Son perfumes que no tienen alma y sin alma mis sentido olfactivo crea rechazo.
    Cajas lacadas en negro con satenes (nylon) en negro y rojo me transportan a la antigua Rumania del Conde Dracula, otro sin alma!!, y tambien su 'barrilete' negro me traslada a tombolas de fiestas donde podias ganar uno similar pero en madera! Si lo mezclamos es el 'tren de la bruja'.
    En fin, un pecado capital en el mercado del perfume para calmar la sed de los mas vanidosos y pretenciosos.

    'By Kilian, lo estas haciendo bien, no
    salgas de tu camino ni vuelvas por Oriente, tus plebeyos lo estan haciendo tambien bien gusten o no gusten tus fragancias. Sigue siendo vanal o te fallara el plan y hasta la mejor bloguera de perfumes nicho de España hablara sobre ti.'

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB