Olor a Bond, a James Bond

lunes, 29 de octubre de 2012 6 comentarios

Nunca he sido muy fanática de Bond. Bueno no. Sí que me gusta muchísimo el personaje pero siempre le encuentro alguna pega desde que Sean Connery dejó de serlo. Por mi edad, los dos que más he vivido han sido Pierce Brosnan y Daniel Craig. A Brosnan siempre me ha parecido que le faltaba algo de carisma y picardía, y Craig se me hace de lo más soso. No voy a hablar de quién sería mi Bond ideal porque a poco que me conozcáis ya sabéis qué nombre tengo en mente.

El miércoles se estrena la nueva entrega, que las primeras críticas dicen que es la mejor de todas, con villano reciclado de No es país para viejos incluido, también nombrado como el mejor villano de la saga. Y aunque no tenga especialmente marcada la fecha en mi agenda, sé que terminaré viéndola, más aún con tanta crítica que la pone por las nubes y aunque solo sea para escuchar esa pedazo de canción de Adele en los títulos de crédito (aquí). Además, es la excusa perfecta para indagar sobre los encantos olfativos de nuestro James, que en las distancias cortas (y en las largas) se las lleva a todas de calle.

Naranja, bergamota, lavanda y nerolí, intensificados con un poco de nuez moscada y el toque floral de la rosa y el ylang ylang, para terminar en un fondo amaderado por el sándalo, el vetiver y el cedro. Ésta es la ecuación de una de las fragancia por excelencia del gentleman inglés, el No. 89 de Floris.


Creada en 1950 y con el nombre del número donde esta la tienda de Floris en Jermin Street, era la favorita del mismísimo Ian Fleming, que a su vez se la cedió a su personaje. Es en la novela de Dr. No donde se hace mención de la fragancia, que aunque solo se dice el nombre de la casa, siempre se ha dado por hecho que se hablaba de No. 89.

En honor al escritor y a su personaje, unieron fuerzas la casa Floris y Dukes Bar, una de las tabernas de la zona St. James donde a Fleming era cliente habitual, para crear el The Fleming 89 Martini. La creación, ideada por el legendario barman del Dukes Alessandro Palazzi, es una versión del famoso cocktail en la que se consiguió hacer una fina representación de la famosa fragancia, utilizando para ello algunos de los ingredientes originales de la fórmula del perfume.

Supongo que no será fácil ir hasta Londres para probar la suculenta bebida, ni tampoco para conocer la mítica tienda del número 89 de la calle Jermin donde hoy en día aún se puede comprar toda la línea de la fragancia igual que lo hiciera Fleming (y Bond). Pero lo que podéis es haceros con la fragancia e ir al cine oliendo igual que el Agente 007.

Os quedan dos días.


Besos!


6 comentarios:

  • Anónimo dijo...

    Me ha encantado tu post. Justo lo que me apetecía leer, de total actualidad. Hace tiempo registré la dirección de Floris en Londres, después de leer uno de tus post. Habrá que visitarla. Gracias como siempre Maia. I*

  • Sarai dijo...

    Hola wapa!!

    Yo también me quedo con Sean... Daniel es un poco sosete si jeje

    Ahora ya sabemos a que huele Bond! Solo me falta comprobarlo! jeje

    Un besote!!!

  • María dijo...

    Bond es mi personaje de cine preferido... Y esta descripción de su perfume... Mmmm... Sabes dd puedo comprarla? Y precio aproximado? No quiero darme un susto!

  • eli dijo...

    OSTRAS.....NO SABIA ESTA HISTORIA ...EL OTRODIA OLÍ kATANA EN THE VANITY Y DESPUES DE VER LA PELI SKYFALL SE ME PASO POR LA CABEZA QUE TAMBIEN LE IRIA BIEN AL PERSONAJE....AHORA ME HE QUEDADO CON LAS GANAS DE SABER COMO HUELE Nº89...
    BSS,
    ELI

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB