Los cinco de Daniel

jueves, 29 de noviembre de 2012 7 comentarios


Tal y como os dije el día que publiqué mi lista de perfumes masculinos favoritos, hoy nos llega un invitado de lujo para deleitarnos con su sabiduría. Él es Daniel Borrás, periodista de El Mundo y una de esas personas que te enseñan sin querer. Porque no intenta sentar cátedra, pero hay que ser muy necio para no darse cuenta de todo lo que ha olido. Y en esto, así es como uno se convierte en experto. 

Os dejo con sus palabras:


Lógicamente, no he hecho una lista de 'las mejores'. No hay Guerlains ni Chaneles ni Malles (aunque me flipa Noir Epices y Eau d'Hiver) ni cosas de esas. Son mis favoritas, las que tengo. Es una lista como otra cualquiera.

Pero para que sea distinta, la he partido en dos: cosas que se pueden comprar y cosas que ya no se pueden comprar porque no se producen. 


Top5 masculino. Perfumes que no puedes comprar

1) Givenchy / Insense.
Givenchy siempre fue un vestido negro sobre los hombros (pelín moñas) de la Hepburn. ¿Por qué arriesgar si eso funciona? Nadie sabe qué pasó pero, en los primeros 90, a la firma se le ocurrió sacar un floral masculino. Trompazo. En el anuncio, un hombre sonreía y giraba sobre sí mismo junto a un lecho de flores. Y ningún hombre gira sobre sí mismo. La fragancia no se vendió y se retiró del mercado; se reformuló años después y volvió a retirarse. Lástima: es uno de los mejores perfumes que haya usado.

2) Helmut Lang / Cologne. 
Olvida Musc Ravageur, Ombre Fauve o Labdanum 18... el rollo 'olor cercano a la piel' lo utilizó antes Helmut Lang. Minimalista (bien entendido, no como un mueble Ikea o CKOne) como la propia marca, tiene también una versión perfume, aparentemente femenina. El señor Lang hizo dos perfumes más: Cuiron (cuero versión tímida) y Velviona, el primero absolutamente monomolecular. Luego dejó la marca y los botes cuestan ahora un dineral en Ebay. Pero sólo por poder tener esas etiquetas blancas con tipografía negra sobre la estantería merece la pena rascarse el bosillo. Cómpralas todas.


3) Yamamoto / Yohji Homme. 
Una de las fragancias más influyentes de los últimos años, una suerte de ejercicio de estilo. Ligeramente anisada, abre con un impacto cítrico que luego deja paso al cedro. Es fresca pero no demasiado. Si te la pones en la muñeca no puedes dejar de oler una y otra vez. Sin saber exáctamente por qué. Guerlain Homme se parece. Rochas Man también. Lempicka un poco. Un poco. Planean volver a venderla en 2013, si la estupidez no les ciega de nuevo.


4) Jean Patou / Patou pour Homme. 
Es el Miles Davis del jazz, el De Niro del cine, el esmoquin de Brioni en las pelis de Bond... Se supone la mezcla perfecta, el perfume masculino mítico, el icono obvio que a todos gusta y todas esas cosas. Es muy bueno, está claro. Y las cosas buenas dejan de hacerse. Pero los mitos, como las mujeres demasiado guapas, hay que probarlos y no dejarse llevar por los comentarios. Y después que cada uno decida.

5) S-Perfume / S-ex.
Técnicamente sí se puede comprar, se sigue produciendo. Pero cuesta un poco encontrarlo y no es barato. Se autodenominan 'la casa de perfumes más pequeña del mundo' y aunque quizás no lo sean, merece la pena el esfuerzo. No es sexo tipo Muscs Koublai Khan (Serge Lutens) o Secretions Magnifiques (Etat Libre de Orange). Es sexo después del sexo en verano y al aire libre, bebiendo agua fresca y fruta antes de volver a empezar. Limpio como una mañana de primavera.



Top5 masculino. Perfumes que puedes comprar

1) Versace / The Dreamer. 
Prueba de que la perfumería nicho no tiene el poder absoluto. The Dreamer es un 'tapado', una de esas joyas ocultas en la sección de saldos. Es tremendamente oscura y extraña, mezclando flores sintéticas y tabaco. Pero no es pesada: funciona perfectamente en las noches de verano. Y, por alguna razón, a las mujeres les encanta. Palabra.


2) Histoires de Parfums / 1740. 
A lo que, supuestamente, olería el Marqués de Sade. Cuero, tabaco, licor, libros viejos... sexo. Sexo bonito. Dura hasta la eternidad, es jodidamente masculino, más dulce de lo que parece y está a años luz de esas fragancias 'acuáticas', 'sport' y 'turbo' que llenan los centros comerciales.


3) Knize / Knize Ten. 
Huele a gasolina, a asiento de copiloto de cuero marrón gastado de un Shelby Cobra. Masculina, intocable desde los años 30 y todavía muy arriesgada: es distintiva y poco habitual. Es muy 'americana'. Muy James Dean con la manga arremangada cubriendo una caja de cigarrillos. Garaje y Tar, de la serie Sintética de Comme des Garçons, también juegan con esa idea. Etro Gomma, incluso. Pero Knize Ten es Sinatra; el resto el hijo de Sinatra. Que no es lo mismo.


4) Andy Tauer / Lonestar memories. 
Tiene el nombre más bonito del mundo para un perfume masculino. Y con eso sobraría. Comienza como un vaquero que acaba de atravesar medio bosque atado a un cuerda mientras lo arrastra un caballo... pero se asienta como si ese vaquero se hubiera llenado el bolsillo de claveles. Es rara y atractiva. Como un cristal filtrando la luz de morado a beige.


5) L'Artisan / Dzing!. 
La venden como femenina pero un hombre no es más que una mujer venida a menos. Huele a librería antigua, a libro gastado. Tienen sentido: el papel viejo deriva su olor a algo parecido a la vainilla. Dzing! huele a vainilla mezclada con un cuero llegado del espacio o algo así. Una rareza maravillosa. 



De esto os hablaba en la presentación.
Mil gracias Daniel.

7 comentarios:

  • Irene dijo...

    Es sencillamente genial. Impresionantes descripciones. ¿es Bryan Ferry el de la foto? Me ha recordado a la canción 'Slave to love' Esta canción con uno de estos perfumes tiene que ser un cocktail explosivo... Bss Maia

  • Anónimo dijo...

    Aupa!

    A ze zerrenda! Nik nere usain berezia daukaten bezela, J-rentzat ere usain berezi baten bila nabil, beraz, ea zerrenda honek laguntzen digun :)

    Mxk,

    Irune

  • MDS* dijo...

    Me guardo este post en favoritos! Me hubiera venido genial leérmelo antes de Reyes, también te lo digo... Pero como tengo un cumpleaños pronto... Gracias!

Publicar un comentario

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB