La magia de los olores

domingo, 9 de diciembre de 2012 11 comentarios


El otro día, en clase de literatura estuvimos discutiendo sobre un tema que me encantó. La profesora nos estuvo hablando que la mayor magia de los libros es que para cada persona, cada libro es diferente. Nunca va haber dos lecturas iguales y es que además no debería de haberlos. Porque varía el estado de humor, varían los intereses, los momentos, las vivencias de cada uno, porque cada persona tiene su mundo y sus historias. Eso es lo bonito, que las mismas palabras que crean el mismo texto, creen historias diferentes en cada uno. Eso es magia.

Al comienzo he puesto discutir porque hubo un atrevido que se dignó a contradecir a la profesora mientras todos los demás estábamos asintiendo embelesados. Dijo que para él no era así, que un libro es el mismo para cada uno que lo lee. También dejó claro que a él no le gusta leer. En fin.

Y mientras estaba pensando para qué habría abierto la boca mi compañero de clase, me di cuenta que con los perfumes es exactamente lo mismo.

Un perfume es diferente para cada persona. Cada piel, cada nariz, no funciona igual. Cada pH, cada olor corporal que se suma a la ecuación, que se convierten en variables de distinto valor, elevados al cuadrado, o al cubo tal vez. Cada pituitaria (qué bonito nombre por Dios) que no recibe ni interpreta igual la información, y que la trasmite como le viene en gana para que llegue al cerebro tal y como llega.

Cada olor, es un recuerdo diferente. Sonrisas, lágrimas, suspiros, gritos, susurros, momentos… todos diferentes. Vidas diferentes, con un pasado y un presente diferentes, nunca recorridos de la misma manera. Películas diferentes, en las que el protagonista siempre es uno mismo pero los secundarios aparecen y desaparecen sin previo aviso. Algunos, de lujo, que dejan huella, perfume y más de un recuerdo compartido.

Memorias con olor y olores con memoria, y a veces hasta de memoria. Que nos transportan, nos hacen viajar, rebobinar. Vetiveres, lavandas, limones, patchoulis, jazmines, rosas, sándalos, cedros, vainillas, canelas, jengibres, albahacas, azahares, almizcles, ciruelas, cueros, naranjas, ámbares, inciensos… todos diferentes, nunca olidos de la misma manera.

¿Acaso no es mágico esto también?

Porque todos los perfumes son diferentes para cada uno que los huele, y así tiene que ser además.

Besos!

11 comentarios:

  • nueve dijo...

    Estoy absolutamente de acuerdo en todas y cada una de las palabras!!!!! Un libro es algo tan personal, te acompaña toda tu vida, todos tenemos un libro (o más de uno) lo mismo que los perfumes, hay quien afirma que le es fiel al mismo durante años o durante toda la vida ainsssss que lástima!!! siguiendo el ejemplo del libro, no sabes lo que te pierdes :( yo necesito mi "olor" según mi estado de ánimo, según sea día o noche, según sea verano o invierno...cada olor ocupa un lugar en mi memoria, un recuerdo, una persona...
    Me quedo pensando ;)
    Bsns

  • Laura dijo...

    Qué gracia! Una asignatura que yo tuve en la carrera se llamaba métodos científicos y precisamente estudiábamos "la hermenéutica" y sus varias formas de interpretar textos. Creo que tu profe se refería a la segunda variante, que el significado de los textos los produce la persona, mientras que el otro chico podría decirse que estaba de acuerdo con la 1a variante. Super interesante de estudiar, de verdad! Y más a tí que te gusta leer ;) Hay un video en youtube de Yale University y el profesor lo explica genial.

  • Anónimo dijo...

    Real como la vida misma, que como tal va pasando y dejando recuerdos y vivencias, y a veces estos recuerdos van asociados a un perfume o a una fragancia que cuando la hueles, automaticamente te transporta en el tiempo y te hace sentir.
    Totalmente de acuerdo contigo en el tema de la lectura.

  • Lynn / Melancora dijo...

    Totalmente de acuerdo con tu profesora y contigo, cada libro es única para la persona que lo lee y cada perfume es único para la persona que lo huele, no sé si llamarlo magia, pero si sé que ahí radica el encanto de leer y de oler.

  • Anónimo dijo...

    Yo creo que tienes razón , incluso creo que ni los colores los ve todo el mundo igual pues yo a veces lo he preguntado y cada persona ve una tonalidad de rojo o verde .... Y más con la lectura ya que cada uno interpreta la interpreta a su manera !!!!
    Me gustaría si pudieras , dar tu opinión sobre los perfumes de la marca Biehl ya que se habla muy poco . Y yo los olí en Benegas y me parecieron de muy buena calidad.
    Un besazo !

Publicar un comentario

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB