Layering

martes, 16 de abril de 2013 10 comentarios

¿Qué es layering? Esa palabra que puede sonar extraña es uno de los juegos más divertidos a los que se puede jugar en el mundo del perfume. "Layer" significa "capa" en inglés, por lo que layering sería algo así como poner una capa encima de otra. Hablando sobre perfumes, quiere decir utilizar diferentes fragancias a la vez, ponerse varias capas de olores. En definitiva, crear nuestro propio olor dependiendo del día y del humor con el que nos levantemos. En una palabra: jugar.

Cuando el año pasado conocí a Ramón Monegal me dijo: "Diles a tus lectores que mezclen, que jueguen, que innoven con sus propios perfumes. Igual que cuando cocinamos, que intenten darles su toque personal a las creaciones de los demás." Aunque un poco tarde, aquí estoy Ramón otra vez intentando transmitir todo lo que me enseñaste.

Alguno se sorprenderá, le parecerá que estoy diciendo alguna barbaridad. Pero ¿por qué no mezclar? ¿Acaso en la cocina no innovamos? Yo tenía una amiga que merendaba bocadillo de chorizo con chocolate y oye, estaba buenísimo. Seguro que al primero que se le ocurrió hacer semejante combinación lo tomaron por loco.

Pero aunque la creatividad es totalmente libre, tampoco hay necesidad de querer crear algo inaudito, cada uno lo que le salga. Sólo hay una regla: perfumarse primero con la más intensa de las fragancias y después la más ligera por encima.

El layering es tan divertido e imaginativo que existen marcas como Etro o Le Labo en las que sus fragancias están diseñadas para mezclarlas entre ellas y crear tu propio olor. Suelen ser aromas menos complejos, más mononotas, que facilitan aún más el hecho de que no metamos la pata a la hora de mezclar. Etro en los últimos años sí que ha sacado perfumes más imaginativos, dejando las clásicas como Patchouli, Musk o Ambra como bases perfectas para acomodar los nuevos lanzamientos. Le Labo en cambio lleva la simplicidad al extremo, dándonos total facilidad para que podamos tener nuestro propio laboratorio de fragancias en casa.


Pero también lo podemos hacer con nuestras propias fragancias. Pongamos que tenemos una amaderada con predominio del cedro que nos encanta, pero a veces nos aburrimos un poco de ella. Un día le podríamos dar un toque fresco con algo cítrico, otro flores blancas, alguna rosa... por no hablar de combinarla con más maderas.

El almizcle sería una de las notas más fáciles de casar gracias a su suave olor. Podría ser igual que una prenda gris que se puede combinar con cualquier color. En cambio si nos van las emociones fuertes, podríamos experimentar con notas más cañeras como el patchouli o el oud, tan de moda en estos tiempos. Y lo mismo pasa con notas verdes, dulces, especiadas... todo es cuestión de echarle imaginación.

Lo que os quería trasmitir con esta entrada es que no tengáis miedo a experimentar, puede que a veces salgan mezclas algo insoportables, pero seguro que alguna vez creáis algo que no hubierais imaginado. Yo misma he encontrado el más personal de mis olores con el casamiento de dos de mis fragancias. Quién sabe si entre nosotros tenemos al Ferran Adrià de los perfumes.



Besos!

10 comentarios:

  • Cotton Mouth dijo...

    Ya estoy dándole vueltas a cuáles de mis perfumes podría mezclar :-) Sabía lo de las mezclas de Etro, de hecho la Perfumería Cal Gaspar en Igualada tienen un esquema muy chulo para recomendarte como hacerlo (http://www.calgaspar.com/Etro.pdf), pero no conocía Le Labo, habrá que investigarlo!

  • Viki dijo...

    Hola Maia, yo hago esto amenudo aunque sin pensarlo mucho ya que en cuanto llego a la tienda me perfumo y luego me vuelvo e perfumar una o dos veces mas, algunas veces lo hago con la misma fragancia pero otras cambio. Ahora despues de leer tu posto lo haré pensando mejor lo que mezclo para observar el resultado.
    Gracias

  • guelisa dijo...

    Hola Maia, yo también he mezclado perfumes y me encanta el resultado. Soy adicta a tu blog, tanto que me he animado a escribir el mio propio , se llama stylelovely.com/lasdamasprimero. Mi última entrada está inspirada en tu blog.
    Muchas gracias
    Guelisa

  • Sarai dijo...

    Hola guapa!!

    Cuando he leído el título he pensado, " de que me suena esto?" jajaja Pues yo igual me animo, aunque con mieditooo jeje

    Un besote!!!

  • Los 5 sentidos de la vida dijo...

    Soy muy fan de los perfumes y voy acumulando y acumulando todos los que puedo. De hecho como me da pena deshacerme de ellos, los dejo siempre con algo de contenido...la verdad que nunca se me habría ocurrido hacer lo que propones. Habrá que probar y quién sabe si encontramos así una fragancia personalizada, no?
    Muchas gracias por la idea!

  • Dori dijo...

    De sirmpre me ha gustado mezclar perfumes. Y cuando me preguntan que perfume llevo y digo que es mezcla, me toman por chalada.Me alegra mucho de haber encontrado este blog y ver que lo mio no es tan raro.

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB