El verano del 2013 olía a...

lunes, 17 de junio de 2013 8 comentarios

Hace ya un tiempo que hice el cambio de estación perfumísticamente hablando. Dejé a un lado las fragancias más intensas y me centré en las frescas y primaverales. No sé por qué hago esta diferenciación sistemática, tampoco es que tengamos un clima que me empuje a ello. Mientras el resto de la península está temblado por ese no-verano apocalíptico anunciado por MeteoFrance, aquí lo asumimos tranquilamente como si fuera parte de nuestra identidad nacional. Es como si fuéramos de la casa de los Stark en 'Juego de Tronos'. El verano nunca suele durar más de dos días seguidos por lo que realmente no sé por qué guardo los perfumes invernales en una caja. Supongo que será porque siempre apetece que aunque sea nuestra fragancia nos recuerde que el largo invierno ya pasó.

Hay un ritual por estas fechas que espero que ni esta pesada crisis consiga estropearla: encontrar un perfume veraniego para la época.

El otro día me contaba una chica que ella durante el invierno varía más de perfume pero que cuando llega el calor, siempre vuelve a Cristalle de Chanel. Me hizo gracia pensar que yo suelo hacer justo lo contrario. Tengo algunos perfumes semi-intensos de cabecera a los que soy fiel, pero a las frescas me amoldo más fácilmente y hasta me gusta cambiar. Me suele gustar pensar que cada verano tiene su propio olor y que luego este se alarga durante el otoño e invierno hasta que se me agota el frasco del todo.

Tampoco es que cada año vaya a por una novedad, muchas veces que gusta repescar perfumes más clásicos que pongo en el punto de mira durante el resto del año. Pero ésta ha sido una temporada bastante fructífera en cuanto a lanzamientos interesantes, por lo que puede que el olor de este verano sea alguno recién salido del horno.

Una de las opciones podría ser Annick Goutal, que lanzó hace un par de meses su colección de Les Colognes, tres aguas frescas en formato de 200ml para poder perfumarse sin moderación. Neroli, Vetiver y una versión aún más fresca de Eau d'Hadrien. Las fragancias no tienen gran misterio, son naturales y bastante fáciles de llevar. Quizás exceptuando el Vetiver, que al ser tan natural a mí se me hace demasiado terrenal en su salida. El Neroli es un azahar fresco y alegre muy apetecible, y poco queda por contar de Eau d'Hadrien. Aunque es una versión aligerada puede que prescindible (las versiones Eau de Parfum y Eau de Toilette ya tenían un publico bastante amplio), sigue siendo uno de los aromas a limón más limpios del mercado.

La apuesta de Diptyque ha sido una agua floral llamada Eau Moheli, inspirada en la isla ubicada en el océano  Índico que le da nombre. En cuanto lo olí me encantó, me entro un aire nostálgico y volví a algún otro verano del pasado. Me vi estudiando para los exámenes de septiembre, en una de las bibliotecas más incómodas que he pisado nunca, con dos de mis amigas más salseras, analizando cada chico medianamente guapo que aparecía por allí... y de repente me vino: Chance Eau Fraiche de Chanel. Uno de mis olores de los veintipocos. Un flechazo que terminé comprando, que disfruté muchísimo y que recuerdo con un cariño tremendo. Si conocéis la fragancia de Chanel, os diré que Eau Moheli tiene la misma frescura ingenua. Además es una de esas veces en la que las notas olfativas le dan la razón a mi nariz a la hora de encontrar parecidos razonables. Flores y maderas aderezadas potentemente con una divertida pimienta rosa. Sin duda una fragancia que ya siento mía, aunque no sé hasta qué punto sería confortable sentirme como a los veinte cuando aún no he asimilado la cercanía de los treinta.

Pero no todo va ser fácil y sencillo, también hay que crear perfumes para los más valientes, para los que se atrever a romper cualquier tipo de regla. Nuestra añorada Mona di Orio era de esas (aquí), de las que creaba libremente, como se supone que un artista lo debe hacer. Su estilo era más bien intenso, crudo, y sus fragancias siempre se distinguieron por la necesidad de saber llevarlas con la cabeza bien erguida. Por eso me intrigó tanto cuando leí que el siguiente lanzamiento de la casa iba a ser una fragancia cítrica y fresca. Eau Absolue ha salido aún bajo la firma de Mona di Orio, supongo que la habrán acabado partiendo de algo que Mona ya dejó más que sobrehilado. Lo digo con esta seguridad porque Eau Absolue es muy Mona. Es verdad que es una fragancia cítrica, pero de ahí a que sea ligera hay un abismo más que palpable. En mi piel empieza fuerte con el vetiver y el laurel, muy cañero, muy indie. En cuanto lo olí se me dibujó una sonrisa en la boca y pensé "bien Mona, no esperaba menos de ti". En unos 5 minutos se suaviza, se dulcifica en una manera muy amarga, mostrando su verdadero carácter. Geranio, bergamota, clementina, ládano... van apareciendo conformando un olor cítrico pero cálido, huele como la piel perfumada calentada por el sol a última hora de la tarde. Es justo eso. Eau Absolue no es un vibrante rayo de sol mañanero, es un pausado suspiro final anaranjado.

Y mientras escribía estas líneas, ha vuelto el invierno. Me he olvidado de los Calvin Klein Summers, Chance Eau Fraiches, L'Eau de L'Artisans, Jannates, Eau de New Yorkes... y me he acordado de ese julio de hace un par de años en el que no me quité las botas de agua de encima y en el que sólo me apetecía perfumarme con Five o'clock au Gingembre (aquí), que era como esa bufanda que te daba vergüenza ponerte.

En fin, welcome to Winterfell.

8 comentarios:

  • Anónimo dijo...

    Me encanta como escribes sobre los perfumes, sinceramente no tengo ni idea sobre el tema, pero me encanta leerte.
    Desde qué sigo tu blog tengo ganas de encontrar una colonia con la que no oler igual que todo el mundo, algo distinto.
    Tengo una pregunta, ¿dónde compras estos perfumes de los que hablas?

    Gracias! :)

  • Maia dijo...

    @Anonimo: Muchas gracias por tus palabras. Los perfumes de los que hablo los suelo comprar en perfumerías especializadas. Casi toda las marcas tienen en la pagina web un listado de las tiendas donde se encuentran. Si quieres me puedes escribir un mail y te digo qué perfumería podrías tener en tu zona ;)

  • Anónimo dijo...

    Hola Maia, te escribo para comentarte que he leido un libro que a mi, que no tengo tu dominio me ha parecido interesante "El libro de las fragancias perdidas" ... si tines ocasión de leerlo , hazlo, yo creo que tu vas a ser capaz de sacar muchas mas cosas que yo, pero aparantemente está bien documentado, y lo que si estoy segura es que con las descripciones que hace la autora de las fragancias tu te vas a sentir envuelta por ellos de una forma mas viva que he podido sentirlo yo.
    Un beso

  • bubbles on my planet dijo...

    Yo acabo de cambiar hace poco, me compré Mandarine Ambrée de Hermés que descubrí trasteando en internet para los looks que publico en el blog y la verdad es que huele muy bien :)
    También me gusta Apple de Marc Jacobs que me compré el año pasado.
    Bss :)

  • prestiti inpdap dijo...

    Aunque si soy fiel a mis perfumes tradicionales, de vez en cuando(de acuerdo a la estaciòn) me gusta cambiar un poquito y si enccuentro algo nuevo que me agrada no lo pienso dos veces y lo compro. Un beso

  • Viki dijo...

    Que gracia! lo mismo pensé yo, que era muy Mona, yo tenía miedo que al no estar ella hubiesen creado algo llevadero y más comercial pero sigue estando su espíritu muy cerca de lo que me alegro.
    Tu descripcion es perfecta, la próxima vez que lo use la voy a releer seguro.
    Un bésazo,
    Viki

  • Misslareta dijo...

    Hola Maia , que contenta estoy de haber encontrado a alguien que comparta mi gran pasión , los perfumes.
    Yo tambien soy de las que cuando llega el verano me paso 1 mes buscando la fragancia perfecta . Y no es facil pues me encantan las cítricas pero no suelen tener fijadores fuertes y no duran demasiado. Este verano he comenzado con una colonia bastante suave de Angel Schlesser llamada " flor de Naranjo" ( aunque claro esta no dejo de lado ninguna de Jo Malone ).
    Veremos como sigo...... Un beso grande.

  • Perfumes.com dijo...

    Me encuentro con otra aficionada de las fragancias, creo que tus elecciones con relación al verano son excelentes, comparto contigo, pero te has olvidado del shee by chloe que fue el boom del momento por su fragancia fresca y juvenil.

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB