Lo que nos deja este 2013...

jueves, 12 de diciembre de 2013 6 comentarios


Si Nada Importa dice que ya se puede empezar a rememorar cómo ha ido el año, pues una se lo toma al pie de la letra que para algo es nuestro muso y nosotras sus fanses.

Así, en frío, cuesta un poco la verdad, por lo que no prometo ni orden ni lógica a la hora de ir enumerando mis ideas, que teniendo en cuenta lo escasa que ando de inspiración últimamente, no estoy como para perder el tiempo intentando darle la mayor coherencia posible a este texto.

Aunque no os voy a mentir, llevo media tarde intentando hacer recuento de las memorias olfativas remarcables de éste casi expirado 2013. Y como por algún lado tengo que empezar a tirar del hilo, voy a empezar por un perfume: Iris Nazarena de Aedes de Venustas, así por de pronto, el perfume que más me ha gustado de todos los que se han lanzado este año. Hasta me atrevería a sentar cátedra y decir que es uno de los mejores perfumes del año, por su elegancia y su saber estar, por su sensualidad, por su efecto sorpresa... y por qué no, porque te hace pensar que merecería pagar los 195€ que cuesta. Aunando magistralmente el húmedo iris con un seco y amaderado incienso, Ralph Schwieger consigue la excelencia y de paso, entrar en mi Olimpo de los perfumistas.

Otras creaciones dignas de mención... Violette Fumee de Mona di Orio, Puredistance Black, Noontide Petals de Tauer Perfumes... y alguna que otra que ahora mismo no quiere venir a mi mente.

Y dejando los perfumes como tal a un lado, si tengo que elegir cual ha sido mi olor favorito, no tengo ninguna duda en que me decanto rápidamente por el jabón Mirinda de Olivia Soaps. Paula, es un auténtico placer despertarme a las mañanas bajo el agua acompañada de tu magnífica creación. Por detrás le siguen en el ranking, el Body Balm de Geranio de Aesop y el aceite de Orquídea Azul de Clarins.

Pero más que por sus perfumes, seguramente este 2013 lo recordaré por sus perfumerías. En verano, andaba paseando por Valencia después de haber comido estupendamente con Pili, Macarena y Teresa cuando pasé por Linda Vuela a Río para echar un vistazo. Lo que iban a ser cinco minutos de chequeo, se convirtió en una hora de maravillosa charla con Joaquín, el dueño, sobre nuestra pasión en común. Diría que es imposible que dos personas que vivan la misma pasión de la misma manera, no congenien al instante. Fue un auténtico placer. Allí descubrí Profumum Roma, que aunque digamos que la conocía de vista, fue Joaquín la que me la enseñó mientras lo único que tenía que hacer yo era disfrutar.

También fue divertido cuando paseando por Chester en octubre, me encontré con una tienda de Penhaligon's y me adentré corriendo en ella mientras los compañeros de viaje se quedaban esperándome fuera. Pero mi sorpresa fue aún mayor cuando al pedirles permiso para sacar alguna foto para el blog, me preguntaron cual era y dijeron que les sonaba mucho. Igual fue para dejarme contenta... aunque funcionó.

Sin embargo, lo mejor del año no han sido los asombrosos perfumes ni las espectaculares perfumerías. Lo mejor del año han sido dos regalos que casualmente me vinieron de la mano de mis colaboraciones con Euskadi Irratia (la radio vasca). La primera fue que la Unidad Didáctica sobre perfumes que creé para los alumnos de Primaria con los que hice las prácticas, quedará grabada para la posteridad (aquí para el que lo entienda en euskera). Y la segunda, la preciosa historia de G de la que os hablé aquí. Diría que es una de las cosas más bonitas que me han pasado gracias a este blog. Y han sido muchas.

Por lo que una vez hecho el recuento, toca mirar para adelante. Y aunque últimamente no me asomo a esta ventana tan a menudo como antes, prometo no cerrarla y seguir contando historias.


Besos!

6 comentarios:

  • Sarai dijo...

    Hola guapa!!!

    Que bonito resumen nos has hecho! Menos mal que no sabías muy bien como escribirlo! jajaja

    A ver que olores nos descubres en el 2014!!!

    Un besote!!!

  • Maia dijo...

    Hola @anónimo: Lo cierto es que no las he estudiado lo suficiente para tener una clara favorita, no he olido ni la mitad, creo. Pero sí que en general me parece una casa con una altísima calidad. Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB