What we do in Paris is secret

jueves, 13 de marzo de 2014 5 comentarios

Supongo que decir que París es mi ciudad favorita es como decir que me emociono con la escena inicial de 'Desayuno con diamantes'. Pero por mucho que suene muy poco original, no deja de ser verdad. Porque yo podría ir de interesante, de mujer viajada, y decir cualquier otro nombre de cualquier otra ciudad del planeta que la mitad de mis lectores no conociera pero estaría mintiendo. Porque todas esas ciudades no tienen la luz, el amor ni el charme que tiene París. Y París, es una de mis ciudades favoritas de la misma manera que 'Pretty Woman' también es una de mis películas favoritas.

Cuando visito una ciudad me gusta perderme. Pasear. Ir andado por la calle imaginándome las vidas de la gente que vive allí, que me cruzo por la calle, sus historias, sus trabajos, sus aficiones, sus lecturas... esas vidas que imagino tan diferentes a la mía. Sin olvidarme de sus romances. Esos romances, que sólo por ser en París, son más intensos, más bonitos.

What we do in Paris is secret. La primera vez que escuché (o tal vez leí) el nombre del perfume que Dominique Ropion había hecho para A lab on Fire, una sonrisa se dibujó en mi rostro. Lo primero que pensé fue que quizás yo le hubiera puesto 'What we did in Paris is secret', algo más nostálgico. Y lo segundo que me acordé fue de mi idolatrado atardecer de Delpy y Hawke (aunque tal vez para ellos sería un 'What we did in Vienna is secret'...), de Hepburn y Holden, de Big salvando a Carrie... y hasta de Blair Waldorf corriendo con su Oscar de la Renta rojo para encontrarse con un Chuck Bass cojo. De todo eso en apenas dos segundos. Como veis, mis relaciones culturales con París no son demasiado intelectuales. Pero me gusta su París.

No sé cuanto tiempo pasó desde que tuve noticias de A lab on Fire hasta que pude olerlas, pero como a algunas marcas la buena pinta se les huele desde lejos, mi curiosidad no podía ser mayor. Ropion venía de explosionar su talento para otra marcas de una manera fabulosa, que lo habían aupado a mi altar de dioses particular. Ahora cambiaba de jefe. Pero todo hacía parecer que aquí también le iban a dejar hacer lo que quisiera, a crear aquello que sólo su mente puede idear, porque Ropion es lo más parecido a Bowie que tiene el mundo de la perfumería.

What we do in Paris is secret. No recuerdo el día que la olí por primera vez, pero sé que se me dibujó la misma sonrisa que cuando escuché su nombre. Lo había vuelto a hacer. Había conseguido una vez más que mi pituitaria estuviera levantada aplaudiendo. Ropion había enfrascado un París que iba más allá de las rosas empolvadas y el charme francés. En ese pequeño frasco había una vida más allá de la Tour Eiffell, de las Galeries Lafayette y la Place Vendôme. Allí también había sitio para el atardecer de Delpy y Hawke, para la medianoche de Allen, para el tango de Bertolucci y hasta para el Moulin Rouge. El París que había conseguido Ropion era el mío, pero también el de tantos amantes secretos y encuentros a la luz de las farolas.

Las notas decían que olía a miel, heliotropo, vainilla, litchi, bálsamo de Tolu, haba tonka, rosa, sándalo, bergamota o ámbar. Por orden de preferencia. Pero a mí aquello me transmitía una historia contada a susurros, con besos robados y encuentros carnales. Una sensual elegancia sólo vivida en esa mágica ciudad.

What we do in Paris is secret. Pocos nombres de perfume habrá tan bonitos.



Besos!

5 comentarios:

  • Sarai dijo...

    Hola guapa!!

    Si que es un nombre bonito! Me encantan los nombres de perfumes que dicen algo más...

    Yo sin duda me quedo con Londres! jeje

    Me ha encantado el post!

    Un besote!!!

  • Anónimo dijo...

    Cuando se huele un perfume casi siempre se mira hacia atras, a mi me resulta mas sugerente What we did in Paris is secret. En cualquier caso, !que ganas de probarlo!

  • Marta dijo...

    Qué texto tan bonito Maia, me ha encantado :)
    Y me han entrado unas ganas tremendas de oler What we do in Paris is secret y puede que hasta de gastar la millonada que fijo que cuesta, jejeje.

    Besos!

  • Anónimo dijo...

    Kaixo!

    Aiixx, orain Parixetik etorri berria naizela, lurrin hau usaitzeko beharra sortu didazu!! Neretzako ere hiri politena da :)

    Mx,

    Irune

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB