Las higueras de Thornfield Hall

domingo, 6 de abril de 2014 7 comentarios

¿Habrá muchas higueras en la región de Derbyshire? ¿Habrá alguna siquiera?

Parece ser que algunas sí puede haber. Parece ser que tampoco es tan descabellado que para mí Derbyshire huela a higuera aunque nunca haya estado allí.

Si algo recuerdo del verano del 2011 (¿o fue la del 2010?) son los días que pasé a la sombra de un árbol leyendo Jane Eyre. Desde que cerré su última página, empecé a proclamar a los cuatro vientos que era mi libro favorito, y aún es el día en el que sigo pensando lo mismo. Que me perdonen por favor Austen, Gavalda, Foenkinos, McEwan o Némirovsky.

El siguiente paso fue dejárselo a una de mis mejores amigas para que ella también disfrutara de la compañía de mi querida Jane y de sus desventuras con el señor Rochester. Una vez leído, cuando me devolvió el libro, me hizo una curiosa pregunta: ¿Perfumas los libros? 

En seguida empecé a reírme, porque no perfumo los libros pero me acordé que como marca-páginas había utilizado un papel secante impregnado de Premier Figuier Extrême de L'Artisan Parfumeur, la más amaderada de los higos de Olivia Giacobetti. Se lo conté, me dijo que era una buena idea, que había alucinado un poco cuando notó que el libro olía a perfume pero así quedó, en el olvido.

En el olvido hasta que el otro día, hurgando en mi caja de muestras, apareció como de la nada aquella muestra que me llevé de vacaciones aquel verano. No fue la primera vez que me encontraba frente a frente con la fragancia en cuestión, pero diría que en las anteriores no me había tomado mi tiempo para olerla y disfrutarla. Esta vez en cambio, abrí el vial, me puse un poco en el dorso de la mano, aspiré con tranquilidad y allí volvía estar, en Thornfield Hall, con Jane, Rochester, Fairfax, Adele... y todos sus secretos. Me hizo sentir tan bien que desde entonces es la muestra oficial de mi cartera. Siempre intento llevar en la cartera la muestra de algún perfume que me guste mucho para que me ayude a cambiar de humor cuando las cosas se ponen difíciles.

Realmente, si me pongo a pensar, poco tienen que ver el entorno que evoca Premier Figuier Extrême y la atmósfera lúgubre Brontëana, pero ¿acaso importa? Puede que fuera ese alegre olor lo que hizo que para mí Jane Eyre fuera más esperanzadora que triste. Puede que las notas de higuera, higo, coco y sándalo tuvieran algo que ver en el favoritismo que le profeso al libro. A mí me gusta la extraña pareja que crean.

He estado pensando que debería hacerlo más a menudo. Lo de utilizar marca-páginas perfumados. Elegir un aroma, puede que acorde con la historia... pero no estoy segura de que el binomio fuera a funcionar otra vez. Igual habrá que probar. La verdad que sería bonito idear el olor de mi futuras lecturas. Quién sabe si alguna no terminará por gustarme aún más. La lectura por el perfume o el perfume por la lectura.


Besos!


7 comentarios:

  • Marta Pérez dijo...

    Terminé Jane Eyre hace unos días y estoy enamorada de todo: Mr Rochester, Jane, Thornfield, Adèle... Pensaba que me había precipitado al afirmar que es mi nuevo libro favorito, pero ya veo que no soy la única! Se lo voy recomendando a todo el mundo jajaja

    Respecto a lo de los marcapáginas con perfume, sí por favor. ¿Dónde se pueden conseguir? :)

    Besos!

  • Maia dijo...

    @Marta Qué bien que a ti también te haya encantado! Como margapáginas simplemente cojo un trozo de cartulina y lo perfumo con alguna muestra de perfume ;)

  • Londeval dijo...

    Cuándo he leído el título del post me he precipitado a leer, casi sin respirar. El cuelgue/pasión/amor desatado que tuve con este libro fue tal, que después me convertí en la típica cansina que va recomendándolo a diestro y sinestro y obligando a mis amigas a leerlo con la devoción y admiración, que por supuesto les exigía! La casualidad, pero, ha querido además que me encuentre de lleno meditando, dando vueltas y decidiendo si adquirir Premier Figuier de l’Artisan o Philosykos. Unir libros con aromas me parece el binomio perfecto ( será también que son dos de mis grandes pasiones) y más si son lecturas tan cargada de atmosfera cómo esta. Da igual si a priori “casan” bien, seguro que al final del libro ya van de la mano cómo los novios de toda la vida. La lectura con sensaciones..ua! lo más! Cuándo leí “Rebeca” de Daphne du Maurier que inspiró la pelicula de Hitchcock, me habían regalado una muestra de Shalimar, y no podía dejar de olerlo. Esa asociación, por muy distantes que sean la mansión de Manderley y los jardines de Shalimar, para mi siempre será indisoluble. A ver si un día te animas a hacer un “infinite fragrance booklist”. Genial post!!

  • Anónimo dijo...

    Hola soy María, hacia tiempo que no escribía. El post de hoy me parece ideal, unir la lectura con los perfumes, dos de mis pasiones favoritas. Yo si suelo perfumar los marcapáginas sobre todo estos que son de madera y que absorben muy bien el olor y perduran forever forever... El aroma a higuera es uno de mis favoritos porque además de recordar mis veranos en casa de mi abuela, me recuerdan a unos de mis poetas favoritos MIGUEL HERNÁNDEZ, ya que la higuera y los higos están muy presentes en su obra y los acompañaron durante su corta vida. Os recomiendo para su lectura su ODA A LA HIGUERA por ser tan evocadora como sensual. Pero la higuera marca toda su obra he aquí otro ejemplo:

    Como la higuera joven
    de los barrancos eras.
    Y cuando yo pasaba
    sonabas en la sierra.

    Como la higuera joven,
    resplandeciente y ciega.

    Como la higuera eres.
    Como la higuera vieja.
    Y paso, y me saludan
    silencio y hojas secas.

    Como la higuera eres
    que el rayo envejeciera.


    Por cierto un aroma que me encanta con toques de higuera TUSCAN SOUL de Salvatore Ferragamo.

    Saludo Maia sigue así, me encanta el blog. Un saludo para todos/as. María D.

  • Anónimo dijo...

    Kaixo!!

    Ze polita :))

    Nik ez ditut perfumatzen, nahiz ta ideai oso polita iruditu, agian hemendik aurrera egin beharko nuke...baina egiten dudana da, markapaginasak ondo aukeratu. Piiiila bat gustatzen zaizkit ta asko dauzkat kajatzo batean, oso politak, bereziak, bidaietatik ekarriak, oparituak nitaz goatu didalako...Ta tentuz aukeratzen det irakurtzera noan liburuari ustez dagokiona. Ta nik uste asmatzen dudala! :)))

    Oain hor nabil "En passant"en "beharrean" erortzen naizen ala ez...mmmm...zer diozu?

    Mx pila,

    Irune

    (irakurtzeke daukatena da hori...beeeeti beste bat aukeratzen det lehenago, ea hurrengoan)

  • Anónimo dijo...

    A mi tambien me ha encantando la idea perfumar cada historia. Me han entrado ganas de leer el libro pero no lo tengo por casa, tendre que comprarlo ...

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB