Olores con luz

jueves, 15 de mayo de 2014 3 comentarios


"-¿...No tienen obras modernas aquí?
-No, como usted puede ver. ¿Le importa?
-No.
-¿Pero le gustan?
-Me gustan Miró y Picasso. Chagall y Braque me alegran la vista. Odio a Dalí.
-Surrealismo-dijo Lawrence soltando una risita-. Un culto. Pero, en breve, dspués de esta guerra, va a ocurrir algo espléndido. Yo y mi generación y la generación siguiente hemos llegado todo lo lejos que podemos llegar. La perspectiva de la revolución que va a tener lugar en el mundo del arte es algo que me llena de enorme excitación. me gustaría ser de nuevo un hombre joven sólo por esta razón. Poder ver todo lo que va a pasar. Porque un día llegarán. Al igual que llegamos nosotros. Jóvenes con brillantes sueños, profunda percepción y con enorme talento. Llegarán, no para pintar la bahía, el mar, las barcas y los malecones, sino el calor del sol y el color del viento. Un concepto totalmente nuevo. Gran estímulo. Gran vitalidad. Maravilloso-suspiró-. Y yo habré muerto antes incluso de que empiece. ¿Le extraña que me sienta pesaroso? De perderme todo esto."

Los buscadores de conchas de Rosamunde Pilcher



Hace unas semanas, mientras estaba leyendo 'Los buscadores de conchas', me encontré con este trozo tan bonito y no sé muy bien por qué pero me acordé de los perfumes. De mis perfumes. De los nuestros, vaya.

"Llegarán, no para pintar la bahía, el mar, las barcas y los malecones, 
sino el calor del sol y el color de viento."

Fue justo entonces cuando me acordé de nuestros olores a ventana abierta, a piel calentada por el sol, a limpio, a amantes en París... pero sobre todo pensé en un adjetivo que últimamente me tiene algo obsesionada: luminoso. Son mis perfumes favoritos, los que huelen a luz.

¿Cómo llegué a esta conclusión? Realmente no lo sé muy bien. Será que esto de los perfumes está alcanzando dimensiones metafísicas en mi cabeza, pero de un tiempo a esta parte, me he visto repitiéndolo más de una vez: "es un perfume luminoso..." y me quedo tan a gusto mientras al que me escucha casi le puedo ver esa gota que se les dibuja en la frente a los dibujos japoneses cuando no entienden algo del todo bien.

Desde que escribí aquel post sobre las higueras de Thornfield, intento buscar un perfume para cada libro y si algo tenía que tener el olor de 'Los buscadores de conchas' era luz, esa luz de Cornualles que nunca he visto pero tiene que ser preciosa. Empecé a pensar y empezaron a pasar por mi mente diversos perfumes que iba desechando por ser o demasiado intensos o demasiado florales o demasiado especiados o demasiado verdes. Hasta que se me iluminó la mente (nunca mejor dicho) y me acordé de un olor que había descubierto hacía unas semanas. Me puse como loca buscando la muestras en todos los sitios donde tengo muestras en mi habitación, hasta que apareció cuando ya estaba a punto de tirar la toalla. Me puse unas gotas en el dorso de la mano e inspiré. Sí, aquel era el olor de mi Cornualles, tan british, tan luminoso. Castile de Penhaligon's.

Sentí lo mismo que cuando olí por primera vez Grand Neroli de Atelier Colonge, la misma luz de primera hora de la mañana. Y podría ir dando más ejemplos, como cuando hace años compré mi primer set de muestras y descubrí Dilmun de Lorenzo Villoresi, pero creo que llegaría a lo mismo. Mi luz huele a neroli. A azahar sin florecer. Sin el dulzor que muestra la flor cuando luce en todo su esplendor, algo más fresco, más infantil, más matinal, más blanco amanecer.

Supongo que llegado a este punto podría cambiar mi discurso y empezar a decir que me gustan los perfumes con neroli, pero creo que no. Creo que prefiero seguir como hasta ahora, evocando atmósferas relajantes y limpias, porque estoy segura que por mucha gota japonesa que me imagine en las frentes, se me entiende mejor. Al fin y al cabo, puede que vuestra luz no huela igual que mi luz, pero todos sabemos a qué nos huele a cada uno, y todo lo que eso nos hace sentir.


Besos!

3 comentarios:

  • Erescent dijo...

    Qué bien huele este post. Fresco y limpio. La luz del mar y esas palabras.
    Menudas orgías sensitivas montas, hija. Qué gustazo.

    Un beso.

    Teresa.

    http://erescent.blogspot.com.es/

Publicar un comentario

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB