Cuando nace el mejor olor del mundo

miércoles, 24 de septiembre de 2014 8 comentarios


Hemos sido tías. Así es. El primer niño de la cuadrilla está aquí y ya no hay vuelta atrás. Ahora ya ni necesitamos un café para estar entretenidas cotilleando. Ahora, nos basta con juntarnos alrededor de esa pequeña cuna y mirar cada gesto que hace ese bebé de apenas unos días. Si él suspira, nosotras suspiramos. Si él ríe, nosotras reímos. Y si él llora, se lo damos a su madre.

El WhatsApp de grupo se ha llenado de fotos y de vídeos, podríamos hacer una nueva versión de los libros de Teo con Jon como protagonista: Jon en la cuna, Jon saliendo del hospital, Jon en su primer paseo... Fotos inmortalizando cada mueca suya y vídeos con esas sonrisas que la gente se empeña en bajarte de la nube diciendo "¿Sabes que en realidad no está sonriendo, no?". Y qué más dará, pienso yo.

Ahora ya nada más importa. Podría venir Fassbender a tocarme el timbre para que bajara que igual sería capaz de decirle que ya lo siento, que me voy a ver al niño. Bueno, igual estoy exagerando algo. Pero es verdad que apenas prestamos atención a nada más.

Y me pongo a escribir aquí, porque ya tocaba, y no se me ocurre nada más de lo que hablar. Porque como imaginaréis ya a estas alturas del post, mi nuevo olor favorito del mundo mundial es el de Jon. El olor de su cabecita cuando me acerco a darle un beso y mientras le acuno un poco en brazos, le hablo diciéndole que aunque no necesita perfume porque él ya huele de la mejor manera posible, cuando se haga un poco más mayor la tía Maia le va a regalar los mejores perfumes. Le cuento que va a oler a Jannat de Memo, porque Jannat es una maravilla con toda esa suavidad olfativa que tiene y que la tía Maia ya lo tuvo hace un tiempo, que disfrutó muchísimo perfumándose pero que ahora le va a tocar a él. Le digo que también olerá a Din Dan de Lostmarc'h, aunque eso será un poco más tarde, porque así como Jannat tiene versión sin alcohol, Din Dan no, y no queremos irritar su delicada piel. Pero que ya verá cómo le va a gustar Din Dan también, algo más chispeante y refrescante. O que otra opción es regalarles algo parecido al Neroli de Tom Ford, para utilizarlo junto con su amatxo, aunque conociendo los gustos perfumados de la amatxo, igual el Neroli se le va a quedar un poco flojo. Ya veremos Jon, habrá que ir haciendo pruebas.


Mientras, esperemos que su madre nos dejé disfrutar de él como hasta ahora. Yo ya le he comentado que igual podríamos hacer como esa Virgen que suelen andar de casa en casa e ir turnándonos al niño. Pero hasta que la convenza tendremos que seguir yendo en tropel a su casa, a montar unas tea parties alrededor de la cuna, para seguir mirando y seguir suspirando cada vez que él suspira.

Y para olerlo, que menos mal que el olor no se gasta.


Besos!

8 comentarios:

  • Anónimo dijo...

    Que hermoso Maia, los bebés tienen como tu dices un olor especial,seguro que jannat le encanta mi hija tiene 9 años y lo usa,Felicidades por ser,, tía,, y a disfrutarlo.Saludos. Lavanda.

  • | Harmony and design | dijo...

    Qué lindo Maia, sí es cierto q es el mejor olor del mundo, yo huelo constantemente a mis sobrinas y siempre les digo qué rico oléis a bebitas, me encanta su olor. Qué curioso q nombres Neroli, yo adoro su olor, pero uso el de Chloè supongo q será algo parecido, no?

  • noelia dijo...

    Que palabras más bonitas!! Yo tengo un hijo de 10 meses y se me cae la baba con él, entiendo que queráis estar cerca de vuestro sobrino y lo que decís en el post... Y por si os apetece regalarle algun perfume infantil, que sepais que he encontrado una web de perfumes de imitación muy buena que se llama Venganza by Alma. A mi peque le compre dos de sus perfumes, libres de alcohol y lanolina, que me encantan.
    Un saludo.

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB