101 perfumes que hay que oler antes de morir I

lunes, 20 de octubre de 2014 6 comentarios

(Si alguien se perdió la introducción y no sabe de qué va esto, aquí)

Reconozco que con la expectación que se ha creado con esta serie de posts, estoy hasta algo nerviosa. Pero bueno, allá vamos.

Por ponerle un orden, empezaré por los más ligeros e iré subiendo en intensidad, no sea que la nariz se nos cargue antes de tiempo.

Empecemos.

1.- Eau d'Hadrien de Annick Goutal: Creada en 1981 por Annick Goutal y Francis Camail, obtuvo en el 2008 el premio FiFi al mejor clásico. Con un acorde simple basado en el limón y ligeros toques de ciprés, es un aroma ligero y refrescante. ¿Por qué olerlo? Porque es uno de lo perfumes más cítricamente puros que existen, es el limón más limpio que he olido nunca.


2.- Bigarade Concentree de Editions de Parfums Frederic Malle: En 2001 Jean Claude Ellena creó el aroma cítrico Cologne Bigarade para Frederic Malle. A aquel olor se le achacó que le faltaba fijación y algo de intensidad por lo que un año más tarde se lanzó la versión concentrada: Bigarade Concentree. Naranja amarga en todo su esplendor, ¿Por qué olerlo? Ya que es el primer perfume de Malle que sale en lista lo diré ahora: He tenido que hacer verdaderos esfuerzos para no meter todos sus perfumes en ella. Por miedo a que quedara demasiado repetitiva, me he quedado con unos cuantos. Entre ellos éste, porque al igual que Eau d'Hadrien, es de lo más cítrico que existe, pero además tiene un extra de carácter que no se encuentra en cualquier aroma fresco y es más persistente que la mayoría.


3.- Eau Illuminée de Parfums DelRae: En 2010 DelRae Roth le encargó a Michel Roudnitska que hicierta los perfumes de la colección que llevaría su nombre. Aunque hoy en día la colección se compone de 9 fragancias, en aquel principio, fueron 5, entre ellas, Eau Illuminée. Teniendo los perfumes de DelRae una inusual concentración de entre el 17 y 20%, su limón, su lavanda y su albahaca relucen con una potencia abrumadora. ¿Por qué olerlo? Porque no es normal que un perfume cítrico tenga esta intensidad y porque con un poco se suerte, terminaréis illuminados como yo (aquí).


4.- Blenheim Bouquet de Penhaligon's: Aunque vio la luz en 1902, sigue siendo uno de los clásicos de la casa británica. Limón, lima, pimienta negra, pino, lavanda y almizcle, no ha necesitado más para seguir vibrando después de más de un siglo. ¿Por qué olerlo? Porque es una fragancia old school, clásica, lo que se diría de toda la vida. Dicen que hasta el mismísimo Churchill se perfumaba con ella.


5.- Colonia de Acqua di Parma: Supongo que hablando de clásicos no me podía olvidar de éste, uno de los más famosos. Fue creada en 1916 pero la fama le llegó cuando los celebrities de la preguera y la postguerra (II Guerra Mundial) empezaron a utilizarla. Cary Grant, Ava Gadner o Audrey Hepburn podrían encabezar la lista de sus ilustres usuarios. Hoy en día se tiene la sensación de que es un acorde olido, pero no por eso deja de ser especial: cítricos, lavanda, romero, rosa, limón verbena y jazmín entre otros. ¿Por qué olerlo? Porque se puede utilizar como baremo de todas las fragancias clásicas, es una referencia.


6.- L'Eau de L'Artisan de L'Artisan Parfumeur: En un principio no iba a entrar en la lista, pero luego me acordé que en la época que andaba por comprarla, no encontraba nada que se le pareciera, por lo que aquí está. El agua de la casa de L'Artisan Parfumeur de la mano de Olivia Giacobetti fue creada en 1993, a mitad de camino entre lo cítrico y lo verde, con notas de limón, albahaca, limón verbena y menta. ¿Por qué olerlo? Porque como he dicho es la combinación perfecta de cítrico y verde, un olor seco al que no es fácil buscar parecidos (Quizá lo más parecido sea Via Camerelle de Carthusia).



Seguiremos informando...


Besos!

6 comentarios:

  • Ramón García dijo...

    Ya estoy preparando un Excel para poder guardarme la lista, ésto promete mucho. De esta primera parte he tenido la oportunidad de oler todos excepto Eau Illuminée (tendré que pedir unas muestras). De todos me quedo con Acqua di Parma que me acompañó durante una etapa. Para mi Blenheim Bouquet es demasiado "antigua" y el resto no los llevaría puestos. Ya que hablas de notas cítricas, el más extremo para mí y dentro de una gama comercial es YSL pour home http://www.basenotes.net/ID26121727.html ..... limón, limón y más limón.

  • Maia dijo...

    Hola Natalia! Lo bonito y lo difícil de estos perfumes es que cada uno se encuentra en un sitio diferente. Si te interesa alguno en particular, mándame un mail y a ver si podemos dar con él.
    Un saludo

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB