Manifiesto a favor de un olor diferente

martes, 7 de octubre de 2014 6 comentarios

Aviso, este post puede llegar a herir sensibilidades.

El otro día, hablando sobre perfumes con una amiga a la que quiero mucho y utiliza Chloé, con toda la confianza del mundo le solté eso de que no entendía que utilizara el mismo perfume que tantas otras, a ver si no quería sentirse algo más especial, diferenciarse un poco de la manada. Ahora mismo no recuerdo muy bien qué me contestó, pero creo que fue algo parecido a "es que a mí me gusta". No sé si luego le dije algo más o simplemente quedó bailando en mi cabeza la idea de que a mí me daba pena, que ella, siendo tan resplandeciente, tan distinta al resto de las chicas que me cruzo por la calle, utilizara una fragancia tan corriente y tan común. Me da pena que cuando huelo ese olor no lo relacione con ella porque es el mismo olor que huelo en mil sitios a mucha gente diferente.

Supongo que el hecho de que a mí me importe tanto utilizar un olor especial, es porque valoro muchísimo el aspecto olfativo de la vida, pero no sé, no me entra en la cabeza que la gente no lo haga. En mi afán de buscar un olor que sea sólo para mí (soy consciente de que es casi imposible, pero me conformo con ser la única que lo lleva en todo mi entorno, amplio), sería incapaz de llevar el perfume de otra persona. Espero no ofender a nadie pero no entiendo cómo alguien le puede copiar la fragancia a otro alguien que conoce y luego sentirse bien con ese olor que le recuerda a otro. 

Siempre cuento la misma anécdota pero con mis amigas, decimos que copiarse el perfume es como robarse el novio. Aquí os las presenté, os hablé de lo diferentes que somos y los estilos olfativos que utiliza cada una. No sabéis qué orgullosa estoy de ellas. Supongo que tenerme alrededor compartiendo muestras habrá conseguido que valoren aún más este mundo, aunque a decir verdad, creo que siempre lo han hecho. Yo sólo les he dado unas herramientas algo más exquisitas. Gracias a ellas, mi mundo huele mejor, disfruto con sus olores, las identifico, de la misma manera que si escuchara la voz de alguna sabría quién es.

También me he vuelto muy protectora con mis olores. Me importan tanto que me daría algo si alguien de mi entorno oliera igual. Por eso ya no suelo decir los nombres. Aunque ahora que lo pienso, si alguien me copiara el perfume sabiendo lo que eso significa para mí, es que no le importo demasiado, por lo que podría salir de mi vida perfectamente. El perfume o yo. Qué dramática me puedo llegar a poner.

Cuando recomiendo perfumes intento no repetir, aunque a veces me resulta difícil. Me gusta que esa persona a la que aconsejo, se sienta especial con su olor, que lo sienta propio, y de nadie más. A veces me cuentan que la gente les pregunta cuál es su perfume y que no suelen saber qué hacer, porque en el fondo no lo quieren decir pero se sienten mal mintiendo. Yo les digo que con toda la naturalidad del mundo digan que es secreto. Que lo defiendan como el preciado tesoro que es.

Es verdad que no es lo mismo compartir olor con conocidos que con desconocidos, pero ¿con tantos? Yo misma me adentré en este mundo cuando una amiga me hizo ver que era algo triste que mi olor fuera CK One, el mismo olor que estaba en tantas casas. ¿Quería que ése fuera mi sello personal? ¿Por qué conformarme con un olor tan típico? ¿No quería ser un poco más diferente? Pues sí, y hasta aquí he llegado en mi búsqueda de fragancias especiales.

Hay personas que no le dan ningún valor a su perfume, les da igual una cosa que otra, y con esas no me voy a meter, tiene que haber de todo en este mundo. Pero quiero hacer un llamamiento a todas esas personas que sí que valoran su sello olfativo, que quieren dejar huella, marcar la diferencia. A esas, que no les gustaría ir todos los días vestidas de uniforme por la calle. Sólo decirles que no es tan difícil ni tan inalcanzable. Es suficiente con tachar de la lista esos perfumes que están entre los más vendidos. Ésos, que salen en todos los anuncios y nos ofrecen las dependientas de todas las perfumerías. Buscad más allá de lo evidente. Buscad vuestros tesoros, aquellos que más escondidos están, más los disfrutaréis luego. Será como ese rincón que sentís sólo vuestro, porque lo queréis más que ninguno, y os hace sentir tan bien. Pensad que sois únicos, y que por eso, merecéis un olor que sea sólo vuestro también.

Para que luego os digan de verdad eso de "huele a ti". Y sólo a ti.


Besos!



P.D.: He puesto a Garance Doré ilustrando el post porque es una mujer que admiro mucho desde que conocí cual es su olor de cabecera.

6 comentarios:

  • Petite Blasa dijo...

    No soporto que me roben mi olor y por esto mismo he tenido lío con mi hermana varias veces, que parece que tiene fijación con copiarme todas las colonias que me encantan hasta hacerlas suyas. Me da mucha rabia, ya no sólo por sentir que es mío ese olor, sino porque me cuesta mucho encontrar fragancias con las que me sienta tan cómoda y tan yo como para utilizarlas a diario durante años.

    Respecto al tema de que todas olamos igual, en parte estoy de acuerdo contigo y en parte no. Me parece importante tener fragancia propia, pero también es verdad que una misma colonia no huele igual en todas las pieles; hay perfumes asquerosos que huelen bien puestos en algunas personas, y viceversa. Otra cosa a tener en cuenta es que el olor de una persona no es sólo el de su colonia: es la mezcla de ésta con su suavizante, su gel, su champú, su crema... Por lo que no me parece tan fácil oler exactamente igual a otro.

    ¡Me ha gustado el post!

  • María dijo...

    No todos los perfumes le sientan bien a todo el mundo, ni huelen igual en todo el que se lo pone porque cada uno tenemos un olor característico, de hecho, todavía no he olido a nadie con mi perfume, pero a nadie y es una fragancia conocida en su tiempo (sí vale, no salió a la venta ayer mismo). Tampoco me importaría demasiado encontrarme con alguien que uso el mismo, al fin y al cabo, me encanta bañarme en Nenuco para dormir xD

  • Susana dijo...

    A mi me pasa lo mismo, cuando me preguntan cual es mi perfume jamás lo digo, me gusta tanto que no podría soportar que alguien empezase a utilizarlo, con lo que me ha costado encontrarlos.

  • Nhoa dijo...

    Kaixo, usain konkretu bat pertsona batekin lotzen duzu askotan. Niri ere ez zait gustatzen usain hori errepikatzea, edo nik eramaten dudana hurbileko beste pertsona batek eramatea.
    Oraindik nire kolonia/ perumearen bilaketa prozesuan nabil

  • Anónimo dijo...

    Maia, yo te voy a comentar algo muy largo .
    Desde que descubrí los perfumes nicho , he ido ampliando mi colección en plan salvaje . Los que más me han gustado repetiré seguramente , y los otros pasarán a la historia ( aunque dudo que repita, pues siempre huelo uno nuevo que me apetece más ).
    En verano , en cada viaje compro uno y este olor lo disfruto pensando en este destino y en este verano.
    Uno de los muchos que tengo ( tengo unos 40 ) es uno de los perfumes de cabecera de verano de una de mis cuñadas ,y yo lo tengo . No por eso dejo de ponérmelo . Me gusta mucho este perfume y para mí es como cambiarme de vestido cada día . No siempre utilizo el mismo perfume. Varío cada día .Puede que si fuera mi único perfume si que sería un poco diferente . Es como si ella aparece un día con uno de los perfumes que yo tengo . No me sentaría mal pues para empezar ni sabe los que tengo !!! , además casi no coincidimos .

  • Anónimo dijo...

    Te entiendo perfectamente....de los 19 a los 31 únicamente utilicé ( y tenía de todo, agua,perfume, perfume para el pelo...) coco madmoiselle. Es muy vendida pero de mi entorno sólo la utilizaba yo,como dices y a la gente le encantaba en mi. Hace dos años cambié de trabajo y se la descubrí ( mi colonia) a MI JEFA y otra persona,que directamente....es mi némesis.( que disgusto). Tuve que desterrar mi colonia porque directamente...no podía....busqué y descubrí Artemisa de penhaligon y Teint Neige de Lorenzo Villerossi, me presentaron a las dos en Nadia. Estoy contenta, pero reconozco que ninguna es " mi" perfume....y aun me entristece cuando paso por al lado de alguna de ellas en la oficina....la verdad.

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB