Estilo British

domingo, 8 de febrero de 2015 1 comentarios

Hay marcas que sin hacer mucho ruido llevan años haciendo las cosas bien. Me doy cuenta que muchas veces se me olvida hablar de ellas, porque siempre tengo algo más bullicioso que contar, o simplemente, porque no reparo en ellas tanto como debería. Pero en estos días en los que las grandes multinacionales están comprando algunas de mis marcas nicho favoritas y me encuentro en un mar de inquietudes e incertidumbre, me agarro a estas pequeñas casas de perfumes como si fueran mi mejor salvavidas, la razón por la que seguir creyendo en que un mundo olfativo independiente es posible.

Seguramente, una de las grandes razones por las que no me acuerdo de ellas, es porque no se dedican a lanzar perfumes sin ton ni son. Eso que debería de ser un pro, termina jugando en contra porque al final, tantas novedades terminar por nublarte la vista. Czech & Speake lanza ahora su nuevo perfume llamado Spanish Cedar, pero este post estaba ideado antes de enterarme de ese pequeño detalle. De hecho, no quiero hablaros del Spanish Cedar porque aún no lo he olido y no sé si realmente será digna de mención. Sin embargo, Czech & Speake es mucho más que su último lanzamiento.

Aunque la marca, dedicada al diseño de baños y cocinas, se fundó en 1978, fue en 1980 cuando vio la luz su primera fragancia: mi admirada Nº88. Desde entonces, se han creado otros diez perfumes bajo su nombre. Perfumes, que llevan siempre el sello británico de la elegancia y la discreción. Puede que no sean grandes obras maestras (aunque permitidme que os recuerde que Nº88 lo metí en mi TOP5 de fragancias masculinas), pero ninguna está hecha sin sentido. No hay ninguna que me llegue a molestar, aunque como en todo, aquí también tengo mis favoritas: La ya mencionada Nº88, Neroli y la maravillosa lavanda de Oxford & Cambridge.

La rosa es una de esas notas que mucha gente considera totalmente femenina. No voy a negar que en la mayoría de los casos sí lo es, aunque apoyaré fervientemente siempre a cualquier hombre que se atreva a romper las reglas de la misma manera que apoyo John Stephen en su rosa masculina de Nº88. O puede que llamarle masculina sea demasiado, porque sinceramente a mí me parece un olor que cualquier mujer podría llevar. Pero lo cierto es que está considerado un perfume masculino, no sé si fue revolucionario en 1980, o puede que las reticencias a las notas florales masculinas vinieran después. Sea como fuere, Nº88 es una fragancia espectacular, con una masculinidad segura de sí misma que no le tiene miedo a ir oliendo a flores. Ahora que lo pienso, puede que existan dos tipos de perfumes unisex. Unos, que podrían estar a mitad de camino entre lo femenino y lo masculino. Y otros, que abarcarían los dos géneros de una punta a otra. Nº88 sería sin duda de los segundos. Su rosa, aparece acompañada por geranio, frangipani, sándalo y vetiver, y entre todos le dan la misma apariencia que si estuviera en la solapa del mejor esmoquin.

En un limbo de olores universales se encuentra la lavanda, pero pocas culturas perfumísticas la tienen tan adquirida como la británica y pocos nombres podrían destilar tanto carácter british como Oxford & Cambridge. Rivales en cuanto a prestigio y regatas, en Czech & Speake las unen para dar nombre a una lavanda confeccionada sin miedo, con excesos aromáticos de menta, romero y musgo de roble. A diferencia de esa lavanda provenzal discreta como un soplo de aire, ésta se hace notar, como reina de la perfumería británica que es, con orgullo y satisfacción. God save the queen.

Para rematar con los iconos de la casa y demostrando que también dominan los aromas no británicos como el mediterráneo azahar, su Neroli, perfume de culto entre todos aquellos fervientes seguidores del aroma. Azahar, neroli, naranja e ylang ylang, configuran en más luminoso y limpio de los olores. Con una frescura infantil que nunca nos gustaría dejar y el recuerdo de los días de verano que tanto añoramos en estos meses invernales, dicen que hasta Nicole Kidman ha caído rendida a sus pies (pero yo no se lo he preguntado).

Estas tres joyas aparecen acompañadas por Citrus Paradisi (cítricos y especias), Cuba (tabaco, ron y menta), Dark Rose (rosa, oud, azafran y patchouli), Frankincense and Myrrh (mirra, olibanum, lavanda y cedro), Mimosa (mimosa, jazmín y benjuí), Rose (rosa, geranio y patchouli), Spanish Cedar (cedro, mora y madera de guiac) y Vetiver Vert (vetiver, laurel, gálbano y sándalo). Una colección digna de degustar.


¡Besos!


1 comentarios:

  • elpesaodelrugby dijo...

    Me encanta. Nunca he probado nada de C&S, ni siquiera Nº88, que me lo han recomendado en su línea de afeitado (jabón, after, etc.), pero tengo que hacerlo.
    Mucha curiosidad por Cuba (igual me dejo llevar por el nombre...).
    Y sí, la rosa en Inglaterra siempre ha sido símbolo de masculinidad ;)

    Más muestras. Este blog va a ser mi ruina.

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB