Primavera que parece que llega

lunes, 6 de abril de 2015 3 comentarios

Ayer le leía a mi querida Bea, que para ella abril es otro inicio. Momento para recapitular los propósitos con los que empezamos el año o para hacer unos nuevos. La primavera tiene algo gratificante con tanto florecer, una sensación de poder reinventarte. Yo la verdad no me quejo, ando entre sueño y sueño sin poder creer que van a llegarse a cumplir. Pero eso ya lo publicaré a los cuatro vientos dentro de algunas semanas. Aviso que no hay embarazo de por medio.

A mí, abril, aparte que porque cumplo años, siempre me ha gustado mucho. A todas las estaciones les encuentro su aquel pero la primavera siempre ha sido mi debilidad. Será que no soy alérgica o será que es el viernes tarde de la época estival, sea como fuere, a mí la primavera me encanta por sus colores y sus olores. Cual Heidi de la montaña, paseo feliz recolectando la más mínima flor para acercarla a mí nariz, porque hasta el diente de león tiene su olor característico. 

Tras los meses de invierno, ahora, las mañanas y sus brisas tienen una fragancia diferente. Abrimos las ventanas con gusto, con premeditación y alevosía, las llenamos de macetas en flor, con esa mezcla de olor a tierra y verde. Hasta la lluvia se coge con otro gusto, y mira que por aquí vamos sobrados de humedad. Los montes están más verdes que nunca, luminosos bajo los primeros rayos de sol. Los días más largos, invitan a volver a casa más tarde que antes, a no perderse un ápice de vida que se cuece por las calles. 

También es la época idónea para buscar esa fragancia que te acompañará los próximos meses, o para volver a los mismos brazos que abandonaste en septiembre por unos más cálidos e intensos. No hay sensación mejor que oler aquello que no sabías que añorabas.

En fin, que la primavera ha llegado para vivirla. Para respirarla y para olerla. Y todo con un mismo gesto. Tan fácil como inspirar.


¡Besos!



P.D.: Y si queréis más...

...de cuando me di cuenta que se me había olvidado oler las rosas del camino.
...de cuando escribí sobre el olor de la lluvia

3 comentarios:

  • Anónimo dijo...

    Que intriga chica, tengo ganas de saber lo que nos vas a contar! Que bien has descrito, como siempre, esta epoca tan bonita que nos viene!

  • Elena dijo...

    La primavera tiene algo que hace que muchos olores se revitalicen. Nuevas sensaciones que parecían olvidadas y en las que nos quedamos prendadas, buscando otra vez esos aromas que tanto nos gustan. El sol y el aire llaman a iniciar algo nuevo, como tú dices. Por eso es una buena época para probar perfumes nuevos :) Gracias por un post tan inspirador.

Publicar un comentario en la entrada

 

©Copyright 2011 El tocador de Dorothy | TNB